París, 15 días después de los ataques

Han pasado justo dos semanas desde que ocurrió la masacre de París y aquí me encuentro, por los designios de la Fortuna, alojada a apenas 200 metros de uno de los escenarios del mal.

París, 15 días después de los ataques

El terrorista jefe aún no ha sido detenido. Bruselas sigue en estado de emergencia. Acaban de atacar en Túnez. La cosa no pinta nada bien. Como cabe suponer, mi visita a París no tiene nada que ver con todo esto. Nuestro trabajo es otro. Pero el viaje estaba programado de antemano y la casualidad quiso que decidiéramos alojarnos en el distrito 10; por divertido, céntrico y animado. La pena, la imperdonable curiosidad, la necesidad de honrar a las víctimas y sobre todo la cercanía nos empuja a visitar los escenarios de los ataques, tan cercanos, tan recurrentes. Todo el que viaja a París y se dedica a la moda los conoce. Es lugar de encuentro. Arnaud y Álvaro, los Alvarno, me cuentan que el viernes de los ataques habían quedado en la zona pero decidieron volverse a Madrid a pasar el fin de semana. Mercedes Cano, International PR Director de Coty, con base en París, llora la muerte de una de sus becarias que falleció en el ataque a Bataclan. Todos han perdido a alguien. La plaza de la República es hoy un altar improvisado al que locales y turistas se siguen acercando para dejar mensajes, hacer fotografías o depositar flores. También las televisiones siguen con sus unidades móviles desplazadas y retransmiten sus crónicas desde allí.

Tanto sinsentido, tanto miedo. La ciudad no consigue recuperar su pulso. Las medidas de seguridad en tiendas, almacenes y en la calle son extremas, todo se revisa, todo sobresalta y las sirenas de la policía compiten con las luces de Navidad que adornan París.

París, 15 días después de los ataques

El diario Le Monde calcula que en las 24 horas siguientes al ataque, la actividad hotelera en la capital francesa se redujo en un 50% en los hoteles de lujo. Los tour-operadores han registrado un descenso de sus reservas de entre el 15 y el 30% con respecto al mismo periodo de 2014. La reserva de vuelos a París ha caído un 27% entre el 14 y el 21 de noviembre con respecto a las cifras de la misma semana del año pasado. La cultura también se resiente. Las salas están al 50% de ocupación cuando el año pasado por la misma época cubrían el 80% de su aforo. Y en las tiendas, más de lo mismo. Le Figaro publica este jueves una encuesta según la cual los franceses tienen intención de visitar tiendas y grandes almacenes para realizar sus compras de Navidad pero lo cierto es que Galerías Lafayette calcula que el martes después de los ataques su facturación fue un 68% menor que el mismo día de hace un año.

En nuestra mente estuvo el anular el viaje, ¡cómo no! Pero el pasado 19 de noviembre, apenas 7 días después del horror, celebramos nuestros Prix de la Mode 2015. Tres de nuestros galardonados viven en París. Giambattista Valli, Bianca Brandolini y Caroline de Maigret. Hubiera sido lógico y perfectamente humano que anularan el viaje. Pero se sobrepusieron. Y los tres vinieron. Caroline agradeció su Prix de la Mode como Icono Fashion Internacional con el discurso más emotivo que jamás se ha escuchado en este tipo de ceremonias, en perfecto español y sin poder evitar romper a llorar. Ella y muchos de los que la escuchamos. Paseando por París es lógico sentir miedo. Pero como escribió uno de mis actores favoritos, JR Moehringer: “Tienes que hacer todo lo que te asuste. No digo que pongas en peligro tu vida, pero todo lo demás sí. El miedo va a ser la gran cuestión de tu vida, el combustible de todos tus éxitos, y la raíz de todos tus fracasos. ¿Y cuál es la única posibilidad de vencer el miedo? Ir con él. Pilotar a su lado.”

Pero tengo la certeza de que París se sobrepondrá, recuperará su pulso, disfrutará, reirá y vencerá .

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS