Stop al acoso

El acoso a mujeres en el transporte público es un problema global que vuelve a estar de actualidad.

Acoso mujer transporte publico

El video tiene casi un millón de visualizaciones en Youtube. Muestra el interior de un autobús en el que dos chicas muy jóvenes, casi adolescentes, apartan a empujones a tres hombres en actitud intimidatoria. El resto de los pasajeros permanece pasivo, solo un hombre interviene para defender a uno de los acosadores cuando las chicas empiezan a pegarle con su cinturón para zafarse de él. Las chicas son Pooja y Aarati, dos hermanas residentes en el Estado de Haryana, cerca de Delhi (India), que se han convertido en heroínas improvisadas por su contundente defensa contra una actitud de acoso en estos lugares. El goteo de noticias sobre acoso en transportes públicos no ha parado desde aquellos primeros vagones para mujeres en Japón y no pierde intensidad. De hecho en Tailandia, donde se había interrumpido la segregación de sexos en el metro, ha tenido que volver a ser implantada en septiembre tras un caso de violación.

Tanto Bangkok como Delhi están incluidas en el ranking de ciudades en las que el transporte público es más peligroso para las mujeres, elaborado por la fundación Thompson Reuters. Se ha pedido a 6.555 mujeres de las 15 ciudades más pobladas del mundo que evalúen factores como la seguridad del sistema de transporte por la noche, la confianza en las autoridades o la respuesta pública al acoso, y la peor valorada ha sido Bogotá. "El acoso tanto en el transporte como en la vía pública es una práctica muy normalizada. La sociedad considera el ‘piropo’ como una forma romántica y poética de conquista, cuando la realidad que vivimos las mujeres es muy diferente y mucho más violenta. Tenemos que reclamar nuestro espacio", dice Verónica Lemi, promotora de la campaña Acción Respeto en varias ciudades de Argentina, entre ellas Buenos Aires, que ocupa el sexto puesto.

La idea surgió a partir del post en Facebook de una chica relatando una situación de acoso que recibió comentarios que justificaban a los agresores y culpabilizaban a las víctimas. Desde abril, Acción Respeto realiza acciones como colocar carteles denunciando actitudes de acoso en el transporte público o pedir testimonios a través de las redes sociales. Las respuestas han llegado desde todos los rincones del mundo.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS