Consecuencias reales de dejar de usar aceite de palma: "Una fotografía irrepetible" logra salvar parte de la selva de Borneo

La chocolatera Trapa ha demostrado que una fotografía puede cambiar rumbos y lograr salvar parte de una de las selvas amenazadas. 6 meses después de la primera fotografía demuestran que la zona sigue en pie.

Unsplash

Una fotografía puede hacer milagros. Es lo que la chocolatera palentina TRAPA con su lema "¿Una fotografía irrepetible?" ha demostrado que una imagen puede cambiar rumbos.

Tras la comunicación de la chocolatera de poner fin al uso de aceite de palma en sus productos, decidió enviar en septiembre de 2018 una expedición a Borneo (Indonesia), con la finalidad de concienciar e intentar salvar selvas. A su llegada realizaron unas fotografías desde las alturas de una de las selvas amenazadas por la deforestación causada por las plantaciones de palma aceitera. La fotografía llegó más tarde a los medios y redes sociales, y Trapa advirtió que si la selva fuese deforestada, volverían a repetir la misma foto y de esta manera, constatar públicamente el daño y los peligros que corre la naturaleza.

Finales de diciembre y principios de año eran las fechas donde, según fuentes locales, estaba prevista la deforestación del lugar donde se tomó "la fotografía irrepetible". Por lo que la chocolatera comenzó los trámites para volver a tomar la misma foto. Por razones ajenas a la pyme española, el viaje no fue posible, por lo que buscaron soluciones.

 

La fotografía debía ser tomada desde cualquier medio para concluir el proyecto, por lo que la compañía finalmente decidió contratar servicios de un satélite. ¿Cuál fue la sorpresa? La zona de "la fotografía irrepetible" seguía en pie, sin embargo, las zonas limítrofes se encontraban deforestadas o explotadas con nuevas plantaciones de aceite de palma. La fotografía dio mucho de qué hablar cuando se publicó en España, ya que empresas multinacionales de aceite de palma presionaron para retirar la campaña.

 

Trapa

Con esto la chocolatera TRAPAtrata de concienciar y demostrar el daño que puede provocar las deforestaciones y plantaciones de aceite de palma, que siguen amenazando a animales en peligro de extinción. La compañía llega a la conclusión que "si para ocultar la realidad se ha paralizado la deforestación de una parte de esta selva amenazada, nos alegramos de haber contribuido a salvarla" . Una lucha que parece que ha conseguido sus frutos y remover conciencias.

 

Cecilia Franco

Cecilia Franco

Periodismo y moda, me definen. Desde los 8 meses coqueta rodeada de bolsos. Viajera imparable. No concibo la vida sin sonreír y mi bronceado eterno.

CONTINÚA LEYENDO