Una mujer es descartada de un empleo porque "necesitan un hombre para aguanta...

La agencia de publicidad Impulsa Comunicación Activa, que trabaja con Coca-Cola y Carglass, dirigió este mensaje a una aspirante para justificar su exclusión.

Agencia machismo

“Gracias x tu CV...justo en estos momentos estamos en proceso de selección pero buscamos un chico porque las cuentas en las que trabajará son Carglass y Coca-Cola...y créeme, necesitan un hombre para aguantar el ritmo, las visitas, saber de producción, etc...”. Así empieza el correo electrónico que recibió la publicista Carla Forcada de la agencia Impulsa Comunicación Activa, tras postular a una oferta de ejecutiva de cuentas. La empresa con sede en Barcelona buscaba a un empleado para cubrir el puesto para sus dos firmas estrella, Carglass y Coca-Cola. Lejos de ser la iniciativa individual de un responsable, la carta resultó ser del mismo director de la agencia Impulsa, Pere Teres. Pese a haber pedido disculpas por su "comentario desafortunado", su respuesta se convirtió en viral.

La joven afectada de 25 años mostró su indignación en sus redes sociales. Publicó el mail que había recibido, afirmando: "Increíble que todavía existan empresas que no apoyan la igualdad de género en el ámbito laboral". Numerosos usuarios apoyaron su iniciativa y mostraron su descontento ante este trato machista." 

Gestión de crisis

Ante el revuelo provocado por la publicación, las dos compañías adoptaron posiciones completamente distintas. Mientras que Carglass publicó un tuit de disculpas hacia la propia afectada y las personas que había podido herir, Coca-Cola negó cualquier tipo de vínculo y reponsabilidad: “La Compañía Coca-Cola no trabaja con Impulsa Comunicación y rechaza este tipo de respuestas discriminatorias. Contamos con una política de contratación inclusiva, diversa e igualitaria. Lamentamos ver nuestro nombre relacionado con esta respuesta discriminatoria y desafortunada.”

Esta denuncia se suma a las miles que surgen cada día, de forma más o menos visible. Las mujeres, además de dedicar más tiempo que los hombres a tareas domésticas y trabajo no remunerado según el último estudio del Instituto Nacional de Estadística, siguen sufriendo prejuicios de todo tipo como la ausencia de liderzago, dudas sobre sus capacidades reales y por supuesto, preocupación ligada a su vida de familia. Muchas mujeres siguen escuchando en una entrevista de trabajo preguntas como: ¿Piensa quedarse embarazada?"

CONTINÚA LEYENDO