Visto en el Marie Claire Francia: 'Venezuela, las ilusiones perdidas'

Venezuela: un buen despilfarro. O como un país que dispone de las mayores reservas petroleras del mundo, miles de kilómetros de playas de arena fina en el mar Caribe, y que consagra un culto a sus reinas de la belleza, se encuentra al borde del abismo.

Venezuela: las ilusiones perdidas

Después de las violentas manifestaciones con 50 muertos en 2014, el bloqueo es, de ahora en adelante, institucional. Las elecciones legislativas del último diciembre han dado, en efecto, una amplia victoria a la coalición de la oposición que agrupa a la derecha y a los excomunistas. Pero el presidente Nicolás Maduro y el partido socialista unificado de Venezuela no pretenden ceder ni una pizca el poder que detienen desde hace más de 16 años. Se han apresurado para crear un Parlamento municipal y han nombrado una tanda de jueces con el fin de entorpecer a los diputados elegidos por los electores.

"Cabe temer un bloqueo total de las instituciones", comenta Phil Gunson, analista del Grupo de Crisis Internacional, especialista de la región. Los comienzos con el presidente Hugo Chávez fueron prometedores, permitiendo a los venezolanos descubrir los beneficios del Estado: acceso gratuito a la salud y a la educación, salario mínimo, jubilaciones, reducción de las desigualdades... Pero una política económica desastrosa, agravada por la corrupción y la caída del precio del barril de petróleo, han transformado desde entonces la experiencia en pesadilla.

Hay una inflación galopante, las estanterías de las tiendas están vacías, las colas son cada vez más largas delante de los supermercados, no se respetan los derechos del hombre, y, sobre todo, la violencia alcanza niveles delirantes. Y es que Caracas, donde vive el 60% de la población, es la capital la más violenta del mundo.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS