Visto en el Marie Claire Mexico: "Sexo a salvo"

Para proteger su vida sexual, más de la mitad de las mujeres embarazadas en Brasil prefieren una operación cesárea en vez del parto natural

sexo a salvo

El Ministerio de Salud del país sudamericano a lanzado una campaña en contra de la llamada “epidemia de la cesárea”, tras revelarse que 52 por ciento de los nacimientos se llevan a cabo por esta vía. La Agencia Nacional de Salud (NAS por sus siglas en inglés), afirma que 84 por ciento de estos procedimientos se llevan a cabo en hospitales privados y son financiados por pólizas de seguro, mientras que en las clínicas estatales la cifra es de 40 por ciento. Como cualquier cirugía, la cesárea conlleva un nivel de riesgo, ya que la herida puede infectarse y el bebé está expuesto a desarrollar problemas de respiración. “La popularidad de esta técnica se debe a que un creciente número de mujeres temen que su vida sexual se vea afectada después de dar a luz”, comenta Vera Fonseca, directora de la Federación Brasileña de Asociaciones Ginecológicas, “existe la creencia de que el área conocida como perineo sufre alteraciones durante el parto, lo cual es completamente falso”; por si fuera poco, algunos doctores son los principales promotores, al tratarse de una intervención más costosa. Arthur Chioro, ministro de salud de Brasil, declaró que la obsesión por la cesárea en su país es un “problema de salud pública”, impulsado por la conveniencia y el poder económico. En un intento por combatir esta tendencia, una nueva regulación estipula que los médicos deben notificar al gobierno cada vez que sea necesario realizar una cesárea y sólo podrán efectuarla si la mujer no tuvo éxito en su labor de parto. Esta ley entrará en vigor dentro de cuatro meses y afectará a 24 millones de mujeres brasileñas.

 

Continúa leyendo...

COMENTARIOS