Bolas chinas tras el parto

Las bolas chinas ayudan a ejercitar la vagina y a trabajar los músculos del suelo pélvico. ¿Son buenas después del parto?

Bolas chinas tras el parto

Las bolas chinas ayudan a ejercitar la vagina y a trabajar los músculos del suelo pélvico. ¿Son buenas después del parto?

Además de ser un juguete sexual muy placentero, las bolas chinas fortalecen la musculatura pélvica, una zona que suele sufrir muchas alteraciones después del embarazo y que necesita recuperarse. Te contamos qué son las bolas chinas y cómo pueden ayudarte.

Un buen complemento

Las bolas chinas son dos bolas ligeras unidas por un cordón o hilo fabricadas en un material flexible e hipoalergénico. Normalmente las bolas exteriores tienen otras bolas más pequeñas en su interior.

Obligan a contraer la musculatura pélvica, lo que mejora posibles problemas de incontinencia urinaria y hace las relaciones sexuales más placenteras.

Se introducen en la vagina como un tampón, con el hilo hacia fuera. Para ayudarnos a colocarlas, podemos usar un lubricante de base acuosa.

A medida que nos vayamos moviendo, las bolas interiores golpean las exteriores y causan un efecto vibratorio que nos produce una sensación muy placentera.

Tras el embarazo, especialmente si no es el primero, la musculatura pélvica estará resentida. Por lo que, debes intentar retener las bolas todo el tiempo que puedas e ir aumentándolo progresivamente.  Al principio utilízalas pocos minutos al día e incrementa el tiempo cada día.

Su uso tiene un efecto muy similar al de los famosos ejercicios de Kegel, también muy recomendables en estos casos.

Son muy cómodas y discretas por lo que se pueden llevar en cualquier momento.

El suelo pélvico después del embarazo

Con los cambios en el cuerpo de la mujer durante el embarazo y el esfuerzo del parto,  el periné es uno de los grandes perjudicados.

Esta musculatura tiene que aguantar demasiado peso en esta etapa y, si no se fortalece correctamente tanto durante el embarazo como en el posparto, puede ocasionar problemas como incontinencia urinaria, prolapso –caída de la vejiga y el útero- o problemas sexuales.

Las bolas chinas y los ejercicios de Kegel son las claves para recuperarte lo antes posible del parto.

En nuestra galería te contamos cuáles son los beneficios del uso de bolas chinas. ¿Te animas?

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS