Deporte en el embarazo

Beneficioso para no coger kilos de más, activar la circulación, y que el postparto no sea una pesadilla

Deporte en el embarazo

¿Te da miedo el ejercicio durante el embarazo?, ¿crees que es peligroso practicar deporte durante la gestación? Olvida estas ideas, porque no pasa absolutamente nada, es más, es beneficioso para no coger más kilos de la cuenta, activar la circulación y que el postparto no sea una pesadilla.

 

Hacer yoga, Pilates, pasear por el parque, nadar… Se recomiendan actividades que no supongan un gran impacto sobre nuestro cuerpo para evitar accidentes. Y lo más importante, que fortalezcan el suelo pélvico, ya que es el conjunto de músculos que más sufre durante el embarazo. El aumento de peso de la futura mamá, y la dilatación que sufre el periné para permitir la salida del bebé, debilitan la musculatura de la zona, lo que puede ocasionar problemas como incontinencia urinaria, prolapso (caída del útero y la vejiga) o problemas sexuales. Te vendrá bien practicar todos los días los ejercicios de Kegel, que consisten en relajar y contraer los músculos que rodean la vagina y el ano.

 

Yoga o Pilates son dos buenas opciones, porque, además de movimientos suaves, y ejercicios que trabajan el suelo pélvico, te ayudan a controlar síntomas del embarazo, como las náuseas o las contracciones. Y es que ambas disciplinas hacen hincapié en la importancia de la respiración consciente y dirigida: con ello, se logra aliviar la fatiga, la tensión nerviosa, eliminar toxinas y fortalecer los músculos del abdomen, promoviendo un agradable estado de salud y felicidad. Eso sí, antes de iniciar cualquier actividad, consulta siempre con tu ginecólogo para asegurarte de que se adapta a tu condición física y circunstancias.

Etiquetas: perder peso

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS