El embarazo cambia tu vida… y tu cuerpo

Conoce los cambios que experimenta tu cuerpo cuando decides ser madre, y los cuidados que requiere

Cambios del cuerpo durante el embarazo

Dicen que ser madre te cambia la vida, pero no debemos olvidar que en esa transformación también están incluidos tu cuerpo y tu mente. Por eso es necesario conocer raíz y dimensiones, para poder afrontar los cambios sin que sean traumáticos.

 

 

Piel

Se puede oscurecer en torno a la nariz y la boca (máscara del embarazo), debido a los cambios hormonales. Esta máscara desaparecerá a las pocas semanas de tener al niño, pero es muy importante que uses protector solar para que no quede ninguna marca. Para las que lo tienen por cesárea, es normal sentir dolor y tirantez, y percibir una parte de la piel con sensibilidad diferente, como si estuviera dormida, ya que la cicatriz afecta a diferentes terminaciones nerviosas. También puede formarse un abultamiento, que se quitará del todo en torno a los diez días, cuando cicatricen los puntos. Te ayudará aplicar crema hidratante con suaves masajes que alivien la tirantez.

 

Tripa

No por haberse cuidado durante el parto, cogiendo sólo los kilos estrictamente necesarios, dejaremos de estar hinchadas tras el alumbramiento. El útero y los demás órganos afectados por la gestación necesitan unos 40 días para volver a su tamaño y ubicación habitual, en el caso de la cesárea este tiempo se prolonga un poco más. Si das el pecho, todo irá más rápido, ya que la lactancia libera oxitocina, una hormona que ayuda a que se contraiga el útero. También es útil el ejercicio moderado para recuperar el tono de los músculos abdominales. Aún así, hasta los nueve o doce meses no se recupera totalmente la figura.

 

Pecho

Sufrirá varios cambios durante estos meses, por lo que necesitas una crema antiestrías que te ayude a compensarlo. Durante la lactancia se hinchará, pero con el destete, la reducción puede influir en la consistencia y la forma. Esto cambiará a los pocos meses, que no sólo recuperará su forma, incluso aumentará de tamaño. Hacer ejercicios para fortalecer los músculos pectorales viene muy bien para que no se caiga.

 

Pelo

Los cambios hormonales durante el embarazo frenan la caída del cabello, sin embargo, tras el alumbramiento, se pierde todo el pelo que habíamos ganado, pierde brillo y consistencia. Todo volverá a la normalidad en unos meses, y una dieta sana y mascarilla fortalecedora serán tus mejores aliadas.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS