Estoy embarazada ¿qué debo saber?

2 minutos

He recibido la noticia, ¡estoy embarazada!, el test de embarazo corrobora lo que ya suponía. Es mi primer embarazo y sé que por delante me quedan nueve meses intensísimos. ¡Qué nueve meses! ¡Toda una vida!

Contacto rápidamente con mi pareja para decírselo. Él quería conocer la noticia enseguida. Estamos viviendo unos momentos que recordaremos siempre. Reflexionamos. Junto a las intensas sensaciones surgen nuevas emociones, inquietudes y por supuesto preocupaciones. Soy  primeriza  y aunque he compartido las experiencias de los embarazos de otras mujeres, las sensaciones son totalmente distintas. Ahora soy yo la que va a engendrar el bebé, soy yo la que va a sentir los síntomas del embarazo, la que apreciará los movimientos del bebé en su propio cuerpo, la que pasará por momentos de abatimiento o de euforia a medida que se acerque la fecha del parto.

Estoy embarazada
Primeros pasos como embarazada | iStock

Los dos hemos tenido la misma reacción. Cada uno de nosotros desde nuestro trabajo hemos accedido al ordenador y hemos realizado búsquedas para obtener información sobre nuestra nueva situación. Encontramos información muy completa sobre cómo evoluciona el embarazo semana a semana, desde donde seguiremos las etapas de evolución del embrión y el feto en las próximas semanas. La magia de la naturaleza.

Después damos la noticia a nuestros familiares más cercanos. Nuestros padres reaccionan de distinta manera cada uno. Aunque todos reciben la noticia con la misma ilusión que nosotros. Van a participar de cada etapa del embarazo. Están deseando la noticia a su círculo de amistades y planean en qué medida van a colaborar y participar en el proceso.

Estoy embarazada
Estoy embarazada | iStock

Los primeros síntomas de embarazo son extraños. Siento una gran sensibilidad en los pechos y el roce de la ropa me molesta. Además ¿cómo es posible que aunque  duerma más de ocho horas aún siga cansada? Afortunadamente no sufro náuseas y vómitos.

Sé que conviene tomar ácido fólico  ya que ayudará a prevenir posibles malformaciones congénitas o que el bebé sufra de espina bífida. Además ayuda a prevenir los nacimientos prematuros.

Mi pareja y yo estamos muy comunicativos, más expansivos. Las conversaciones giran siempre alrededor de nuestra futura paternidad, del cambio que van a experimentar nuestras vidas. Sabemos que tendremos que ser más organizados, hasta ahora hemos vivido por y para nosotros. A partir de ahora cualquier decisión que tomemos tendrá muy en cuenta la existencia de nuestro hijo. Las vacaciones serán diferentes. Las salidas a cenar desaparecerán prácticamente, al menos en los primeros meses del bebé. Tenemos que ajustar nuestros presupuestos; llegan nuevos gastos.

Estoy viviendo el cambio más radical que va a experimentar mi vida, ser madre.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS