Desear ser madre es natural. Descubre las historias de superación de Ana, Virginia y Esther para cumplir su deseo de formar una familia

Las tres protagonistas de estas historias han cumplido su sueño de ser madres gracias a la ayuda de la reproducción asistida, tres mujeres con vidas completamente diferentes y con una ilusión en común.

Clinica Eugin
Clinica Eugin

Ser madre es el sueño de muchas mujeres. Sin embargo, hay circunstancias por las que el deseo de maternidad puede verse afectado. No obstante, y gracias a la evolución de la reproducción asistida, los tratamientos a los que podemos recurrir pueden ser la ayuda que necesitamos para conseguirlo.

Los modelos de familia han cambiado en los últimos años. La edad en la que nos convertimos en madres se ha retrasado y también pueden darse otros muchos factores que se escapan de nuestras manos, como los retos a los que se han enfrentado las protagonistas de estas inspiradoras historias. Independientemente de si las familias están formadas por dos mujeres, una madre soltera o si han necesitado ayuda de la ciencia para cumplir su sueño, todas ellas tienen en común el amor que crece en el seno de estas familias.

En España, 1 de cada 10 bebés es fruto de la reproducción asistida. Aun así, todavía hay personas con reticencias ante estas técnicas. Al fin y al cabo, nos dejamos guiar por la ciencia en muchos ámbitos de nuestro día a día, ¿por qué no hacer lo mismo para algo tan humano como tener un hijo? Pedir ayuda para formar una familia es completamente natural.

Eso fue lo que hicieron Virginia, Ana y Esther, las protagonistas de las inspiradoras historias de superación que verás a continuación. Historias como las que ven cada día en Eugin, grupo de clínicas de reproducción asistida con más de 20 años de experiencia. 

Virginia, madre soltera pero nunca sola

Virginia fue madre soltera, pero no por eso se sintió sola. Sabía que sus probabilidades de ser madre, incluso con la ayuda de la reproducción asistida, eran realmente bajas tras someterse a dos tratamientos de quimioterapia contra un Linfoma no Hodgkin y un tumor cerebral, pero no nulas. “Nunca me he sentido sola, ni he echado en falta a una pareja", comenta. El apoyo de su "gran" familia fue crucial en este proceso de ser madre y por fin cumplir su sueño.

 

Ana y la experiencia de ser mamá

Ana nunca se imaginó que algún día se enamoraría de una mujer. Bailarina y psicóloga, la danza hizo que su camino se cruzara con la que ahora es la madre de su hija. Ahora, que ya son madres de una niña preciosa, ambas recuerdan el embarazo como uno de los momentos más bonitos de sus vidas: "Cuando nos íbamos a dormir, nos poníamos de lado y podía sentir la barriga de Mariade en mi espalda y sentía cómo se movía la niña y me dormía casi con su movimiento", relata Ana.

Esther acaba de dar la bienvenida a su hija Estrella

"Hay muchas mujeres que tienen endometriosis y no lo saben, como era mi caso", comienza contando Esther. Junto a Marcos, su pareja, decidieron ser padres con la ayuda de la reproducción asistida. Orgullosa de su elección, lo ha ido contando, a modo de bitácora, a través de sus redes sociales. Entendió que así muchas mujeres en su situación podrían sentirse animadas con su historia.

Ana, Virginia y Esther, tres mujeres con situaciones diferentes y con unas historias muy inspiradoras. Si, como ellas, te gustaría cumplir tu sueño, Eugin te ayuda a encontrar el tratamiento que mejor se ajusta a tus necesidades y juntos empezar el camino para formar tu familia. Porque pedir ayuda es natural, tanto como el deseo de ser madre.