Mi hijo tiene bronquiolitis, ¿qué puedo hacer?

La bronquiolitis es una infección respiratoria producida por virus en la que se inflaman los bronquios y los bronquiolos, que son las vías aéreas o conductos más pequeños que llevan el aire dentro del pulmón. Afecta principalmente a los niños menores de 2 años, sobre todo a los menores de 6 meses.

Bronquiolitis en bebés
Photo by Picsea on Unsplash

Seas o no seas mamá primeriza la salud de tu bebé es algo que te preocupa y angustia por igual. En invierno, además de la temida gripe, te puedes enfrentar a enfermedades recurrentes y que tienen su pico de máxima acción en estos meses, como es la bronquiolitis. Seguro que has oído hablar de ella, pero quizá no sabes exactamente qué es y a qué órganos afecta. 

 

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis puede darse en cualquier momento del año, sin embargo, entre noviembre y marzo, es cuando se convierte en más frecuente. En invierno es cuando más casos de bronquiolitis se detectan en los departamentos de pediatría, por eso, hay que extremar las precauciones. Para ayudarte vamos a tratar de darte la máxima información posible para saber afrontar esta enfermedad. ¿Qué podemos hacer los padres una vez que nuestros hijos la tienen? La bronquiolitis se produce durante los primeros años de vida de los niños. A continuación, os explicamos cómo aliviarla, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos se pueden poner en práctica.

Lo primero de todo, tranquilidad porque es algo más común de lo que te imaginas, tal y como te vamos a explicar. Las infecciones respiratorias son muy frecuentes en los niños durante el invierno. Según el estudio "Detection of new respiratory viruses in hospitalized infants with bronchiolitis: a three-year prospective study" (Detección de nuevos virus respiratorios en niños hospitalizados con bronquiolitis: un estudio prospectivo de tres años) publicado en la revista médica Acta Pediátrica en 2010 y del que es autora principal la doctora Cristina Calvo Rey, el virus respiratorio sincitial (VRS) fue confirmado en el 61'3% de las bronquiolitis detectadas en los niños estudiados, seguido de las infecciones provocadas por bocavirus, las infecciones causadas por adenovirus y por el metapneumovirus humano.

Vamos a reducir el abanico de enfermedades respiratorias que afectan a los más pequeños y nos vamos a centrar en aquella que preocupa más a los padres, sí, hablamos de la bronquiolitis.

¿Por qué surge la bronquilitis?

Es una enfermedad respiratoria causada principalmente por el virus respiratorio sincitial (VRS). Para arrojar un poco más de luz sobre la misma, por si no estás muy familizarizada, debes saber que es una de las causas principales de la hospitalización en niños menores de un año en España y en el mundo. Hacemos hincapié en esta época concreta del año porque la mayoría de estos ingresos (un 69%) , a nivel nacional, se producen entre los meses de diciembre y enero. 

 

Síntomas de la bronquiolitis


Lo primero, acudir al pediatra en cuanto detectes los primeros síntomas que son:

  • Tos
  • Fiebre
  • Inapetencia, que además provoca que el niño se debilite

Además, también debes acudir al pediatra si tu hijo presenta:

  • Fatiga
  • Respiración rápida o sibilante
  • Problemas al respirar
  • Si cuando inhala se le hunden los músculos de las costillas

En los casos más graves, se le puede poner la piel, los labios y las uñas azuladas.


¿Cómo es el tratamiento de la bronquiolitis?


Debes saber que no existe medicación específica para la infección por el virus respiratorio sincitial, y que los antibióticos y otros medicamentos no son útiles. Pero tranquila, existen soluciones: se realiza un tratamiento de soporte para minimizar los síntomas. Si tiene fiebre, el antipirético habitual aliviará sus molestias.

Algunos lactantes, por lo general prematuros y menores de tres meses, necesitan ingreso hospitalario, ya sea por la dificultad respiratoria, por no tolerar líquidos por la boca o por deshidratación.

Importante: Hay que tener más cuidado durante el primer mes de vida o en niños prematuros o que tuvieron problemas respiratorios después del parto.

Bronquilitis infantil
Photo by Zach Lucero on Unsplash

 

Medidas para prevenir la infección por VRS

Nuestro consejo, en primer lugar, es que siempre acudas a tu pediatra, pero estos consejos te pueden ayudar en una prevención de primer orden:
  • Se recomienda la lactancia materna, así están más protegidos frente a la bronquiolitis
  • Lavarse las manos con agua y jabón con frecuencia ya que estamos en contacto constante con el bebé y pueden ser vehículo para la transmisión de gérmenes y bacterias. 
  • Evitar la exposición del bebé al humo del tabaco durante y después de la gestación.
  • Evitar entornos cerrados donde pueda haber mucha gente y, por tanto, potencialmente contagiosos.
  • Utilizar pañuelos desechables y tirar inmediatamente los usados.
  • Evitar el contacto físico del bebé con personas con síntomas respiratorios o fiebre.
  • Limpiar bien los juguetes sobre todo después de que los hayan utilizado otros bebes o mayores enfermos.
  • Lavar bien platos y biberones.
  • Utilizar material de higiene específico, distinto al de los mayores.

Y, ante la duda, consultar siempre con un médico o especialista para adquirir medidas preventivas, sobretodo cuando nos encontramos con casos de niños más vulnerables.

CONTINÚA LEYENDO