Infertilidad femenina: soluciones para poder quedarte embarazada (o intentar que sea más fácil )

Abandona los malos hábitos y el estrés para preservar tu fertilidad y ser mamá cuando lo desees.

Infertilidad femenina, soluciones
Photo by Monika Balciuniene from Pexels

¿Buscas quedarte embarazada? Hablamos de lo que nunca nadie habla: infertilidad y todos esas malas costumbres que no sabías que impiden que se ejecute con éxito.

¿Cuánto sabes de la infertilidad?

1 de cada 6 parejas en edad reproductiva en España se ve  afectada por la infertilidad, según la Organización Mundial de la Salud. "Se trata de un problema desconocido para los pacientes hasta el momento en el que, después de buscar un embarazo de forma natural y no conseguirlo, se plantean recurrir a un centro de reproducción asistida. Es en ese momento cuando se enfrentan a un mar de dudas sobre tratamientos y conceptos que nunca antes habían escuchado".

“Esta patología, altamente prevalente, está perseguida por un estigma social que tan solo puede romperse con la normalización de esta condición. Y, como para casi todo, la educación es una herramienta clave para conseguirlo”, afirma Rafael M. Trinchant, autor del estudio “Un análisis descriptivo y analítico sobre la percepción de la fertilidad e infertilidad en población femenina española” y embriólogo en la clínica IVI Mallorca.

El estudio concluye que a la infertilidad le sigue de cerca un profundo estigma social que está acompañado por un desconocimiento que puede llegar a afectar a la toma de decisiones sobre salud reproductiva propia. Según Trinchant, “la educación en materia reproductiva está más enfocada en el 'cómo no tener un hijo' que en 'cómo poder tener un hijo', cuando ambos aspectos deberían ser importantes en equivalencia. La sociedad de a pie está desprovista de conocimientos técnicos en cuanto a las expectativas reales en fertilidad, sobre todo la relacionada con el envejecimiento ovárico. De hecho, se estima que hasta un tercio de los ciclos de reproducción asistida por baja reserva ovárica serían evitables si las pacientes hubieran tenido suficiente información en el momento adecuado para evaluar de manera sopesada sus decisiones reproductivas”.

Tan es así que, la gran mayoría de participantes del estudio demostraron no poder determinar con precisión a qué edad empezaba a ser difícil para una mujer conseguir un embarazo, ya fuera de manera natural o mediante el uso de técnicas de reproducción asistida. Por ello, una de las necesidades que se obtienen de las conclusiones es: educar en edades tempranas sobre fertilidad e infertilidad, cuando aún se está a tiempo de poder actuar y planificar la maternidad según se desee.

Estos hábitos impiden que te quedes embarazada y ¡no lo sabías!

Cuando vas a dar a luz, todo son consejos para traer al niño sano al mundo y que tú lo estés también. Sin embargo, nos hemos saltado un paso. Lo que hagas antes del embarazo es clave, sobre todo, si el problema radica en que no consigues quedarte embarazada. El estrés, la comida rápida, el sedentarismo, la edad… son factores que juegan una mala pasada a muchas parejas, por eso, todo empieza por una vida sana y abandonar las malas costumbres. ¡Apunta, apunta!

  1. Lo primero es dejar de fumar y de consumir alcohol, ya que reducen la fertilidad femenina. En el caso de los hombres, la bebida debilita el semen y ocasiona más problemas de erección.
  2. Lo que comes también influye: el sobrepeso o la extrema delgadez suelen causar desarreglos en el periodo menstrual. Por eso, conviene realizar ejercicio con regularidad, reducir el consumo de fritos y grasas, y no abusar de la sal, el azúcar, el café, el té y los refrescos.
  3. La cafeína también disminuye las posibilidades de embarazo. Para las más delgadas existen dietas para engordar, siempre con la supervisión de un médico.
  4. ¿Y el estrés? El estrés afecta más de lo que te imaginas. Como el peso, afecta en los ciclos menstruales de las mujeres sometidas a mucha presión, y en los hombres suele disminuir sus niveles de espermatozoides. Es más, si tienes poco tiempo, practicas menos deporte, prestas menos atención a tu dieta y, si además, te frustra la idea de no quedarte embarazada, la presión se hace más fuerte. Por lo que es necesario aprender a relajarse en pareja, elegir los días de mayor fertilidad y tener relaciones 2 ó 3 veces por semana.
  5. Las posturas más aconsejables durante el coito son en las que el hombre se sitúa encima de la mujer, como en el misionero. ¿Por qué? Cuando el semen es fuerte y abundante no es muy determinante, pero si es débil los espermatozoides llegarán mejor al útero.
  6. No te olvides del ácido fólico. También llamado vitamina B9, es esencial en el desarrollo de los órganos del bebé y reduce el riesgo de que este sufra daños en el tubo neural, como la espina bífida. Se aconseja tomar un comprimido diario desde un mes antes de buscar el embarazo.
  7. Si en un año no has conseguido quedarte embarazada, la Organización Mundial de la Salud recomienda que se acuda a un especialista.

 

También te puede interesar:

Continúa leyendo