Vida sana para un embarazo deseado

Abandona los malos hábitos y el estrés para preservar tu fertilidad y ser mamá cuando lo desees

Consejos fertilidad

Cuando vas a dar a luz, todo son consejos para traer al niño sano al mundo y que tú lo estés también. Sin embargo, nos hemos saltado un paso. Lo que hagas antes del embarazo es clave, sobre todo, si el problema radica en que no consigues quedarte embarazada.

 

El estrés, la comida rápida, el sedentarismo, la edad… son factores que juegan una mala pasada a muchas parejas, por eso, todo empieza por un vida sana y abandonar las malas costumbres. ¡Apunta, apunta!

 

Lo primero es dejar de fumar y de consumir alcohol, ya que reducen la fertilidad femenina. En el caso de los hombres, la bebida debilita el semen y ocasiona más problemas de erección.

 

Lo que comes también influye: el sobrepeso o la extrema delgadez suelen causar desarreglos en el periodo menstrual. Por eso, conviene realizar ejercicio con regularidad, reducir el consumo de fritos y grasas, y no abusar de la sal, el azúcar, el café, el té y los refrescos.

 

 

La cafeína también disminuye las posibilidades de embarazo. Para las más delgadas existen dietas para engordar, siempre con la supervisión de un médico.

 

¿Y el estrés? El estrés es lo peor. Como el peso, afecta en los ciclos menstruales de las mujeres sometidas a mucha presión, y en los hombres suele disminuir sus niveles de espermatozoides. Es más, si tienes poco tiempo, practicas menos deporte, prestas menos atención a tu dieta y, si además, te frustra la idea de no quedarte embarazada, la presión se hace más fuerte. Por lo que es necesario aprender a relajarse en pareja, elegir los días de mayor fertilidad y tener relaciones 2 ó 3 veces por semana.

 

Las posturas más aconsejables durante el coito son en las que el hombre se sitúa encima de la mujer, como en el misionero. ¿Por qué? Cuando el semen es fuerte y abundante no es muy determinante, pero si es débil los espermatozoides llegarán mejor al útero.

 

No te olvides del ácido fólico. También llamado vitamina B9, es esencial en el desarrollo de los órganos del bebé y reduce el riesgo de que este sufra daños en el tubo neural, como la espina bífida. Se aconseja tomar un comprimido diario desde un mes antes de buscar el embarazo.

 

Si en un año no has conseguido quedarte embarazada, la Organización Mundial de la Salud recomienda que se acuda a un especialista.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS