6 pasos para irte de vacaciones sin estrés

Seis pasos son necesarios para irte de vacaciones sin que el sprint final te cargue de estrés. Este es el sendero para activar el modo off.

Paso 1

Vacaciones

Crea un perímetro de seguridad: libera y protege de compromisos los días previos y posteriores a tus vacaciones. Tu objetivo será planificar los días libres sobre tu calendario de proyectos, de forma que exista una distancia holgada entre tu escapada y las fechas de entrega. Lynn Taylor, autora de Tame Your Terrible Office Tyrant (Doma al horrible tirano de tu oficina), recuerda que algunos jefes prefieren que vayas de vacaciones al mismo tiempo que ellos y otros, que les cubras las espaldas. Si no sabes en qué categoría encaja el tuyo, será lo primero que debas averiguar.

Paso 2

Anuncia a tus compañeros cuándo y durante cuánto tiempo estarás ausente con, al menos, una semana de antelación. Quizá no les incumba (ni importe) el número de sandalias que caben en tu maleta, pero al tercer día alguien preguntará por qué tu silla está vacía. Solo es necesario que pregones tus fechas de salida y entrada. Con los picos de trabajo esquivados, el terreno de emergencias laborales debería ser ignífugo. Pero las colillas son traicioneras. Más vale prevenir. 

Paso 3

Vacaciones

Hazte con un compinche que apague cualquier conato de incendio. Busca a quien te atraiga por su forma de trabajar o alguien en cuyos resultados confíes. Con suerte, lo único que tendrá que hacer por ti será contestar el teléfono cuando suene por tercera vez en la misma mañana. Lo recomienda Mary Hladio, autora de What’s Gone Wrong with Developing Leaders (Lo que ha salido mal en el desarrollo de líderes). Conviértelo en tu Robin. (Tú eres Batwoman). Ya cambiaréis los papeles.

Paso 4

Con moderación, conviértete en un grifo que gotea: de vez en cuando, escurre en conversaciones con tu jefe la fecha de tus vacaciones. Las conoce porque las ha aprobado, pero tiene tantas o más cosas que tú en la cabeza. Que no le pille por sorpresa que vas a desaparecer durante medio mes. Esa es la duración recomendable, según el coach Michael Kerr, para que la inyección de vacaciones haga efecto

Paso 5

Vacaciones

Otra cosa que debes acordonar es tu teléfono. Para Elizabeth Saunders, fundadora de Real Life E, una compañía dedicada a enseñar a los trabajadores frustrados a reconducir sus carreras, dar la impresión de que no vas a estar disponible resulta crucial para que no te molesten. Aunque respondas algún email esporádico, configura la respuesta automática de tu correo. Deja muy clara la fecha de regreso. No relajes la frontera para que el resto no la traspase.

Paso 6

El día previo a tus vacaciones, ordena tu mesa y responde los últimos correos. Saunders aconseja que te planifiques de manera que ese día no salgas más tarde del trabajo. Ahorrará estrés baldío al viaje. Si te has escapado de la ciudad, intenta volver a casa un día –que no una noche–  antes del regreso a la oficina. Deshacer maletas y reabastecer la nevera te dará margen para comenzar a asimilar que la luz que ahora brillará sobre tu piel procede de un tubo fluorescente.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS