4 consejos para que te no cueste levantarte por la mañana

¿Eres de las que escuchan el despertador y ni se inmuta, a pesar de haberse puesto quince alarmas? Tranquila, te ayudamos a conseguir que saltar de la cama no sea una tortura.

4 consejos para que te no cueste levantarte
Gossip Girl.

Si alucinas con las que cuentan que se levantan frescas como rosas y piensas que son de otro planeta, tranquila, ¡te ayudamos a convertirte en una persona mañanera! Atenta a estos simples consejos, si los pones en práctica, en poco tiempo lo conseguirás.

1. Duerme más tiempo. ¿Verdad que parece una obviedad? Sin embargo, no lo es. En nuestro país los expertos llevan tiempo pidiendo la racionalización de horarios, ya que somos los europeos que más tarde nos acostamos, entre otras cosas, porque tenemos una de las jornadas laborales más extensas y un prime time televisivo que acaba a la una de la mañana. Si los expertos recomiendan dormir entre 7 y 8 horas, y te despiertas sobre las 7 de la mañana, echa cuentas de a qué hora debes irte a la cama cada día...

2. Convierte la hora de irte a dormir en un ritual. Tu cama es el templo del descanso, así que convierte la hora de irte a dormir en todo un ritual con ambiente propicio para el sueño. Para relajarse, el cuerpo necesita tiempo, así que crea una rutina que contenga elementos relajantes (como un baño o tomar una bebida templada) y deja que tu cuerpo se relaje. Nuestro reloj interior se irá acostumbrando poco a poco.

4 consejos para que te no cueste levantarte por la mañana
Desayuno con diamantes.

3. ¡Despídete de las pantallas! Si eres de las que duerme con el móvil al lado, ¡apágalo antes de irte a la cama! Según los expertos, la luminiscencia de las pantallas de los smartphones y demás dispositivos reduce la melatonina (la hormona encargada de regular el sueño) y prolonga el tiempo que tardamos en dormirnos; también retrasa y reduce el sueño REM, ya que nuestro estado de alerta aumenta por la noche. Todo ello perjudica la calidad de nuestro sueño y del descanso.

4. Comienza el día con una ducha. Si levantarte de la cama y convertirte en una persona normal con la que se pueda hablar te cuesta horrores cada día, date una lucha nada más despertarte. ¡Comenzarás el día con buen pie!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS