9 señales de que no estás durmiendo todo lo que necesitas

Tu cuerpo te avisa si no estás descansando lo suficiente. ¡Hazle caso!

9 señales de que no estás durmiendo todo lo que necesitas
Getty.

Lo sabemos: para permitir que nuestro cuerpo descanse lo necesario para rendir al máximo al día siguiente, necesitamos dormir (de media) ocho horas... Pero no lo cumplimos. ¿Las causas? Entre otras, los horarios de nuestro país y el frenético ritmo de vida, que nos impiden disfrutar a diario de un perfecto sueño reparador. 

Y es que lo peor de todo es que sabemos que necesitamos dormir más, pero no lo hacemos, ya que nuestro cuerpo nos avisa si necesitamos hacer un break de todo y descansar. Y lo hace de forma simple, enviándonos unas señales muy fácilmente reconocibles que nuestros compañeros de Marie Claire UK han recopilado y que aquí te traemos. ¡Toma nota de ellas!

1. Te levantas cansada. Es la señal más obvia. Si te levantas cansada día sí, día también (hayas dormido más o menos horas), tu cuerpo te está diciendo que no está descansando de forma correcta y que el proceso de regeneración no se ha completado. 

2. Eres una adicta a la cafeína y al azúcar. Si no puedes comenzar la mañana sin una buena taza de café con mucho azúcar para conseguir energía, cuidado. 

3. No te puedes concentrar. Si no descansas, no te concentras ni rindes en el trabajo, por lo que cometerás más errores. De hecho, según los expertos, después de estar una noche sin dormir nos encontramos en el mismo estado que si estuviéramos borrachos. ¿Irías a trabajar con unas copas de más? 

4. Te pones enferma con frecuencia. Al no descansar lo suficiente, nuestro organismo está más débil, por lo que es un blanco más fácil para virus e infecciones. 

9 señales de que no estás durmiendo todo lo que necesitas
Getty.

5. Siempre tienes hambre. Si no duermes lo suficiente, tendrás unos niveles más altos de ghrelina, la ‘hormona del hombre’, que incrementará tu deseo de comer y consumir carbohidratos.

6. Últimamente has ganado peso. Y es por culpa de la ‘hormona del hambre’ y la ansiedad que te provoca, que te hará comer sin medida.

7. Estás más torpe. Si estás cansada, tienes una menor capacidad de reacción, por lo que tus reflejos y la percepción del movimiento serán menores. Si se te caen las cosas al suelo o te chocas con asiduidad contra objetos, es otra señal.

8. Estás de mal humor. Si estás irritable o depresiva, puede ser que sufras falta de descanso. Y es que la privación del sueño afecta también a las hormonas que controlan el estado de ánimo y las emociones.

9. Has perdido el deseo sexual. Sí, la falta de sueño influye en tu vida sexual, ya que a menor descanso, menor nivel de energía. Además, también se aumenta la producción de cortisol, la hormona del estrés, lo que afectará a tus relaciones.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS