Vídeo de la semana

¿Adicta al móvil? 10 claves para que el ‘Whatsapp’ no te domine

¿El smartphone, las redes sociales y whatsapp te generan ansiedad o dependencia? Puede que seas adicta... aquí tienes algunas claves para solucionar este problema.

móvil
Pexels

¿Te sientes con la obligación de contestar todos los Whatsapps que te llegan en un día? ¿Cómo te sientes cuando tu mensaje ha sido leído pero no te han contestado de inmediato? ¿Quién no ha sentido alguna vez que se le ha cuestionado por su manera y su tardanza a la hora de contestar? Pese a que la mensajería instantánea (y el móvil) nos ha facilitado mucho la vida, son muchos los que sienten lo que podríamos llamar “la tiranía del WhatsApp”. Tal y como sostiene Gabriela Paoli, psicóloga y autora del libro “Salud digital: claves para un uso saludable de la tecnología” son aquellas personas que se agobian ante el aluvión de mensajes o llamadas que reciben, y que sienten que tienen que contestar al momento o mirar permanentemente si alguien les ha escrito o leído. ¿Te sientes identificada con este problema? ¿Cómo conseguir que esto no pase?

El primer paso pasa por identificar la adicción. ¿Cómo saber si eres adicta al móvil y al whatsapp? Es posible crear una conducta adictiva o abuso de la app, como es posible con cualquier otra. No hay que olvidar que cualquier actividad placentera es susceptible de convertirse en una adicción. Las señales de alarma que indicarían un abuso de esta herramienta son, en primer lugar, el tiempo de conexión. Este es un factor clave. Luego está el hecho de verificar perfiles y mensajes de una forma compulsiva porque se crea que se ha escuchado alguna notificación o, si no se tienen activadas las notificaciones, mirarlo por si acaso de forma permanente.

adicción móvil
Pexels

Claves para no caer en la tiranía del WhatsApp

De la premisa que hay que partir es que no tenemos la obligación de estar disponibles o localizables en cualquier momento de nuestro día. De esta manera, estableceremos ciertos hábitos que nos ayuden a no caer en la hiperconectividad y mantener una buena salud digital. El primer paso es tomar conciencia de cómo nos está afectando mediante una actitud crítica constante frente al tipo de uso que realizamos de esta aplicación. Claves:

  1. Utilizar estas aplicaciones como aliadas: que nos faciliten la vida, nos agilicen las gestiones, nos acerquen en las distancias.
  2. Entrenarse en el autocontrol: tener la fuerza de voluntad para renunciar al placer inmediato en pos de alcanzar un bien final.
  3. Mantener una comunicación respetuosa y utilizar la empatía digital: no digas nada que no dirías cara a cara.
  4. A nivel laboral o profesional: recordar que tienes el derecho a la desconexión digital, según la ley orgánica 3/2018, de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales.
  5. Evita la fatiga informática mediante la desactivación de las notificaciones: el sonido es una distracción cuando tienes que enfocarte en otra cosa.
  6. Informar de la disponibilidad en los grupos (trabajo/amigos/familiares) poner límites.
  7. Gana productividad y salud: dejar el móvil fuera de tu mesa de trabajo o estudio.
  8. Que la comunicación online no desplace y se vuelva exclusiva: prioricemos la comunicación cara a cara. Así evitaremos malos entendidos

Continúa leyendo