Carta de tu “yo” futuro a tu “yo” presente: ¡muévete!

“Hola, sé que esto es raro, pero soy tú dentro de unos años. ¿Sorprendida, verdad?

carta futuro

“Hola, sé que esto es raro, pero soy tú dentro de unos años. ¿Sorprendida, verdad?

 

No sé muy bien cómo ha pasado, pero por alguna especie de agujero temporal y fenómeno extraño, tengo la posibilidad de escribirte y quiero hacerlo para decirte algo muy claro: muévete, porque si no lo haces, lo vas a lamentar. Sé que es muy placentero tirarte en el sofá con ese libro que tanto te gusta (por cierto, no acaba como esperas…) o viendo pelis, pero tienes que hacer más ejercicio, porque, a la larga, te está pasando factura…y te lo digo yo, que soy tú…

 

Te cuento un poco: ¿recuerdas cuando decidiste apuntarte al gimnasio y fuiste solo el primer mes? ¿y cuando desechaste la idea de apuntarte a nadar porque decías que ya sabías y que era un rollo lo de tener que depilarte y eso? Bueno, pues eso que hiciste lo vuelves a hacer y, con el paso de los años, cada vez te apetece menos hacer deporte, lo vas dejando, pones excusas, que por cierto, lo haces bien, porque llegas a convencerte a ti misma, pero no te voy a aburrir con ejemplos… el caso es que vas cogiendo la actitud de pasar y te vas haciendo cada vez más sedentaria.

 

¿Y cómo te ves? Yo te lo digo: tengo problemas en las articulaciones y dolores de huesos, que, a juicio de los médicos, se deben a haber hecho poco ejercicio y llevar una vida sedentaria. Cualquier actividad me resulta cansada y me cuesta cogerle el ritmo a los niños (sí, sí, en plural, cambiaste de idea…), salen con su padre a montar en bici y a jugar a la pelota, pero yo, la verdad, me canso muy pronto. Además, ahora estoy intentando encontrar un deporte como hobby, pero me cuesta y ahora comprendo que es porque nunca lo he tenido, si me hubiera acostumbrado antes, ahora no me costaría tanto trabajo.

 

Tengo sobrepeso, porque nunca hemos hecho ejercicio y hemos descuidado bastante la alimentación. Esto nos ha provocado colesterol y tener que llevar ahora una dieta muy estricta… un lío vamos…y lo podrías haber evitado.

 

No quiero hacer sangre, solo tirarte de las orejas y decirte que te pongas las pilas, que estás a tiempo… espero que este extraño suceso que me permite escribirte sirva para cambiar tu futuro para mejor. Cuídate y sigue tus intuiciones, no eliges del todo mal. Un abrazo”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS