La clave para mantener el entusiasmo en tu trabajo (según una 'coach')

La 'coach' Ada Rahn, especialista en el éxito de las mujeres empresarias, indaga en el secreto para mantener el entusiasmo a lo largo de un proyecto. Porque solo las ganas no bastan.

Unsplash
"Hoy voy a lograr todo lo que me proponga"

Esta es una frase que solemos decir, sobre todo los lunes. Sientes un "subidón" de energía al decirla y luego, como por arte de magia, ese "subidón" desaparece y caes en un estado de apatía peor.

La razón es muy sencilla y es que pocas personas realmente tienen definido su propósito de vida, o algo más sencillo aun, sus metas diarias. Eso las hace ir en automático, perder la ilusión fácilmente y sentir que viven a la deriva.

A propósito del verano, deseo hablarte sobre lo que significa tomar las riendas de tu vida, sus beneficios y como lograrlo, que incluye tener un propósito de vida o una vida con propósitos. Porque tomar las riendas de tu vida significa que diriges tu vida, asumes la responsabilidad, las consecuencias, dejas de culpar a otros incluso a ti, para comenzar a hacerte responsable de tu vida. El hacerte responsable, conlleva a tomar las riendas.

Digo a propósito del verano, porque solemos percibir su fin como el inicio de una nueva etapa, el momento propicio para definir proyectos, hacernos promesas o definir deseos, entre otros. Ahora, ¿si te dijera que cada día es como un fin del verano y que todo está en la forma en cómo veas las cosas? Es decir, no tienes que esperar a septiembre para iniciar cambios en tu vida. El mejor día para comenzar es cuando te sientas lista y tomes la firme decisión de cambiar.

Comencemos por definir qué es un propósito: es esa firme “determinación” de lograr algo. Es decir, lleva muy intrínseco la actitud y esa actitud debe incluir la emoción adecuada. Porque puedes tener la firme determinación de lograr un peso ideal o iniciar una relación de pareja, pero si tu emoción es la apatía, tu actitud y los resultados de tus acciones estarán impregnados de esa emoción. Por lo tanto, además de tener la determinación de lograr algo, los resultados deben emocionarte porque al final lo que nos lleva a la acción es la emoción. Lo importante es lograr una emoción que te potencie y esté vinculada al bienestar.

También es importante saber que nuestro cerebro requiere de mínimo de 21 días para procesar y asentar cualquier cambio. En 42 días se dice que ya debería estar listo para una verdadera transformación. Es decir, cada día cuenta. Y una vez que inicies cualquier cambio, debes mantenerte por lo menos durante 21 días consecutivos. De lo contrario tu cerebro te llevará a las viejas costumbres. La intención es crear nuevos hábitos, hasta que pasen a formar parte de tu vida.

¿Cómo mantener el entusiasmo?

1-    Lo primero es preguntarte: por qué o para qué te estás proponiendo esa acción. Es decir, por qué o para qué deseas cambiar de peso, reducir tus medidas, tener un coche propio, iniciar una relación de pareja. Cuando das respuestas a estas preguntas, solo con el hecho de imaginar los resultados, ya comienzas a despertar una emoción que te invitará a la acción.

2-    Cada día cuenta: el entusiasmo se debe alimentar a diario. Motivo por el cual, ya sean tus metas, propósitos o deseos a largo o medio plazo es importante que valores “cada día” y “cada instante” que te mantienes firme hacia el logro. Diariamente repasa una lista de tus logros, valora tu perseverancia y reconoce tu esfuerzo. Puedes regalarte frases, puedes crear un calendario o anotar en tu agenda diaria frases como "hoy lo logré". Leer continuamente esa frase te mantendrá entusiasmada. Incluso hasta puedes llevar un registro fotográfico en tu móvil.

3-    Presta atención a solo un deseo a la vez: cuando estamos en proceso de cambios, es mejor ir paso a paso. Atender tantos propósitos a la vez puede llenarte de angustia y frustración. Tu mejor motivación serán los logros propios. Porque te puedes apalancar mentalmente con frases como: así como logré reducir mis medidas, ahora me propongo tener mi propio coche. Yo soy logradora porque me propuse tener mi peso ideal y lo logré. Ahora me propongo tener una relación ideal y sé que también lo voy a poder lograr.

Te propongo comenzar desde ya y enfocarte en un máximo de 5 propósitos o “deseos” por año, así tendrás mayor y mejor enfoque para cada uno.

Además, es importante revisar si tu deseo está bien enfocado, porque así todo será favorable y más fluido para ti. El seguimiento es la base de todo para medir tu progreso.

El universo, la vida o Dios no te castigan ni te bendicen. Ellos solo responden a tu actitud emocional. Cuanto más feliz te encuentres con tu deseo, más bienestar fluirá hacia ti. Por eso al final solemos afirmar: “pasa porque tiene que pasar”.

En Mujeres Infinitas, el aprendizaje continúa. 

ada rahn

Ada Rahn

El universo de la empresa es el suyo. Ada Rahn ha pasado por McDonald’s, por Avon y hasta por una compañía especializada en la venta de algodón de azúcar. En 2012, decidió dar un volantazo a su carrera. Se tituló como 'coach' y su oficina se internacionalizó. Hoy, tras fundar la plataforma de crecimiento personal Mujeres Infinitas, vive en Madrid.

Continúa leyendo