¿Cómo nos afecta el cambio del tiempo? Los cambios meteorológicos nos hacen estar más tristes y tiene una explicación

Es una realidad: los cambios meteorológicos afectan a nuestro estado anímico y físico. Te explicamos las razones que provocan que estés más sensible o incluso un poco deprimida.

Imaxtree

 

¿Notas que cuando cambia el tiempo estás de peor humor? ¿Más sensible? ¿Te duele la cabeza? Si has contestado afirmativamente a alguna de estas preguntas te interesa lo que te vamos a contar. Tranquila, además de Mercurio retrógrado hay otros factores que están afectando a tu carácter y por los que, en muchas ocasiones, te sientes dominada. Para ayudarnos a saber porqué sucede todo esto preguntamos a Mar Gómez, doctora en Físicas y meteoróloga de eltiempo.es, que nos explica cómo afectan los cambios meteorológicos a nuestro estado anímico y físico

¿Cómo afecta el tiempo a nuestro estado de ánimo?



La atmósfera es una capa de aire llena de gases que rodea nuestro planeta, y claro está a todos los seres vivos que habitan en ella. Es, por lo tanto, normal, que los cambios que suceden en ella nos afecten de una manera u otra. Hablamos de cambios en la presión atmosférica, humedad, temperatura o viento. Todos ellos pueden afectarnos físicamente, pero también mentalmente como es el caso de los vientos secos, desérticos y con bajo contenido de humedad, unos vientos que suelen provocar cambios de humor, agresividad o incluso en algunos casos depresión, ansiedad o aumento en las tasas de suicidio, como es el caso del famoso efecto Föhn.

Sin embargo, hay ciertos procesos naturales más que meteorológicos que pueden afectar de forma positiva o negativa a nuestro bienestar mental. Uno de ellos es el llamado trastorno afectivo estacional, un trastorno que afecta al 15% de la población y que comienza en el otoño e invierno. Este está asociado a una disminución de las horas de luz solar, lo cual conlleva menos absorción de vitamina D, algo que tiene una repercusión en nuestros niveles de serotonina según demuestran ciertos estudios. Durante las semanas en las que empieza a disminuir el número de horas de luz podemos sentirnos más apáticos, irascibles y sentir cambios en nuestros ciclos de sueño y alimentación. Sin embargo, una vez entrado el invierno, se cree que el sueño se estabiliza y el descanso es mucho mejor que en otros momentos del año.

Por otro lado, la llegada de la primavera trae más horas de luz solar y un mayor aporte de vitamina D, por lo que puede provocar el efecto contrario. Sin embargo, la primavera también viene de la mano de la astenia primaveral y las alergias, algo que puede hacernos sentir más cansados y de peor humor.



¿Puede afectar a nuestra salud? ¿O solo a nivel anímico?

¿Es cierto que hay determinadas migrañas asociadas con la presión atmosférica?

 

Efectivamente el efecto puede ser doble: tanto físico como mental. A nivel físico los cambios de presión suelen estar asociados a dolores de cabeza. Cuando la presión se incrementa considerablemente y tenemos un potente anticiclón sobre nosotros, los episodios de migrañas suelen ser más frecuentes. Los cambios de humedad suelen estar vinculados con problemas articulares y los de temperatura con dolores en los huesos.

Imaxtree

¿Qué provoca estos cambios? ¿Qué factores meteorológicos son los que más afectan? 

Dependiendo, pero suele estar relacionado con cambios bruscos de tiempo pero también influye la vulnerabilidad de cada persona y evidentemente la edad. Los grupos más vulnerables, ante por ejemplo olas de calor, siempre van a ser los niños y ancianos. Episodios de calor extremo pueden tener también un efecto sobre nuestra salud en forma de golpes de calor, síncopes, desmayos o deshidratación.

En definitiva, no se trata del factor, sino la brusquedad con la que se produce el cambio, pero evidentemente los anteriores citados serían los más importantes.

¿Por qué se producen?


Se producen porque la atmósfera se encuentra sujeta a continuos cambios. Estos cambios nos afectan puesto que vivimos en la troposfera, la capa más baja de la atmósfera y donde tienen lugar la mayor parte de fenómenos meteorológicos.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

Continúa leyendo