Conoce las 3 fases del estrés

¿Estás viviendo en una situación constante de estrés sin darte cuenta? Aprende a identificarlo con estos consejos.

Betty Draper estresada

Vivimos en una época en la que nos encontramos con problemas causados por (casi) todo. La tecnología, el trabajo, las dificultades familiares o las prisas y la rutina están a la orden del día, y todo ello puede contribuir a romper la paz y el equilibrio en tu vida y acabar pasando factura a tu salud física y mental. ¿Sufres tics nerviosos, dolores de cabeza, náuseas o cambios de ánimo? Si respondes afirmativamente a uno de estos síntomas -o varios de ellos- cuidado, es un claro indicador de que estás sufriendo una situación de estrés.

Los expertos de Artiem Hotels, todo un referente en cultura slow y el movimiento healthy, nos cuenta que lo más importante es darse cuenta a tiempo y actuar contra el problema para ponerle fin. El primer paso es identificar los síntomas y determinar en qué fase se encuentra el problema ya que, cuanto más bajo sea el nivel en el que nos ubiquemos, antes se acabará con el problema.

Y es que, aunque ya parezca algo cotidiano en nuestra vida, vivir constantemente estresada no es normal, y no debes permitir que forme parte de tu vida. Te contamos cuáles son los tres escalones del estrés para que tú misma aprendas a identificarlos y, si te encuentres en uno de ellos, ponerle solución.

Nivel 1: fase de alarma.

En esta primera fase comienzan algunos de los síntomas más conocidos y que son más fáciles de identificar, como el insomnio, el cansancio, un aumento brusco o pérdida de peso, dolores de cabeza y cuello, respiración entrecortada y acelerada, náuseas, aumento del ritmo cardiaco o la sensación de tener un nudo en la garganta o en el estómago, además de sufrir ansiedad. Si sufres dos o más, seguramente te encuentres en esta primera fase, una etapa que suele aparecer cuando no consigues adaptarte a situaciones tensas.

The bling ring

Nivel 2: fase de resistencia

En esta la segunda fase se produce la adaptación a la situación de estrés. Cuando este persiste, se ve afectado el sentido de la pertenencia, así como la capacidad para aprender, y se inicia un proceso de resistencia a dicho estado. Es este segundo nivel las personas afectadas adoptan conductas diferentes, pues algunos se preparan para afrontar el estrés mientras otros siguen viviendo sin preocuparse por poner fin al problema. ¿Qué debes hacer para saber si te encuentras aquí? Preguntarte si sientes apatía, tedio, tu memoria está empeorando o te sientes deprimida. Si la respuesta es afirmativa, ¡ponle solución ya!

Estrés

Nivel 3: fase de agotamiento

En esta última fase se presenta ya un constante y severo nivel de estrés que invade y afecta a parte de tu salud y tu organismo, haciendo que se agote tu capacidad de respuesta. El estrés es tan intenso que la persona afectada ya no puede afrontar las situaciones, y sufre síntomas tan graves como problemas de corazón, incapacidad para conciliar el sueño si no es tomando pastillas, enfermedades cognitivas, fatiga crónica, osteoporosis o depresión, entre otras. ¡No permitas que el estrés te gane la partida y te haga llegar aquí!

Betty Draper libera su estrés

        

Etiquetas: estrés

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS