Vídeo de la semana

Cuatro consejos de experto para aprender a querer tu cuerpo este verano

El Body-positive es un movimiento de aceptación total y plena del cuerpo. El cuerpo es cuerpo, y merece ser amado con todo lo que es. ¡Aprende a hacerlo!

consejos cuerpo
Pexels

A menos de un mes de inaugurar el verano, muchos son los que estos días se encuentran rindiendo culto al físico, emprendiendo una incansable maratón de entrenamiento, recetas saludables, y diciendo “no” a más de un helado que en esta época empieza a ser irresistible. Pero, ¿dónde está el límite entre una vida saludable, respetando nuestro cuerpo y queriéndonos tal y como somos, sin llegar a obsesionarnos o no sentirnos cómodos con lo que somos?

La respuesta a esta pregunta podemos encontrarla en el fenómeno “Body-positive”, un movimiento que nace con la intención de invitar a la total aceptación de los cuerpos, sean como sean. Según Aída Rubio, directora del Servicio de Psicología y Psicóloga Sanitaria en TherapyChat, plataforma líder en psicología online,“el Body-positive pretende la naturalización de los cuerpos y su desvinculación de los prejuicios sociales. Un cuerpo no es, ni mejor ni peor que otro, sino un bien propio que debemos amar y que podemos llegar a hacerlo plenamente si conseguimos, efectivamente, mantenerlo al margen del juicio valorativo, que al final procede de los “debería” y los estándares de perfección que establecen las épocas y las modas”. Se trata, en definitiva, de un movimiento que habla de salud emocional, de aceptación plena de una parte importante de la identidad de cada uno, de ganar seguridad, y de definirse a uno mismo por sus características internas y no por los prejuicios

Para ponerlo en práctica tiene que darse una aceptación total y plena del cuerpo, siendo amado tal y como es. En esta época del año, donde irremediablemente todos mostramos más nuestro cuerpo, TherapyChat anima a tomar conciencia del tema, reuniendo una serie de actitudes que debemos de tener en cuenta para abanderar este movimiento y querer a nuestro cuerpo:

Acéptate: Existen cosas que se pueden cambiar a lo largo de nuestra vida, y cosas que no. Intentar controlar lo que no está en nuestra mano es como chocarse contra un muro, uno que genera mucha frustración y nos impide avanzar. Si hablamos del cuerpo, también hay cosas que se pueden cambiar y modelar, pero otras que no. Vivir queriendo cambiarlas no te hará quererte más ni ser feliz, al contrario, te traerá sufrimiento. Pero si tomas lo que tienes y lo aceptas, podrás crecer en otros sentidos a nivel personal.

El atractivo es una actitud: a veces no hablamos de si las personas son guapas o feas, sino de su atractivo. En ocasiones, habrá personas que pueden parecernos muy guapas, pero que no nos resulten atractivas. El atractivo va más allá del físico y es una cuestión de actitud, de mirada, de posición corporal, de la seguridad con la que pisas en el mundo, de tus cualidades personales, tu sentido del humor o tu forma de hablar. No te reduzcas a contar estrías, kilos o tallas de sujetador. Haciendo esto solo conseguirás perder tu atractivo.

Piensa en las cualidades positivas de tu cuerpo: si durante mucho tiempo la mirada sobre tu cuerpo se ha dirigido a la negativo, seguramente habrás hecho un entrenamiento “fastuoso” para solo ver las cosas malas. Haz el ejercicio de identificar las cosas buenas que ves en él.

Tu cuerpo no es sólo estética: agradece a tu cuerpo lo que te ha permitido lograr en la vida y lo que te da en tu día a día. Tu cuerpo es una maquinaria muy compleja que te permite disfrutar del día a día y te aporta libertad, así que no lo conviertas en una cárcel.

Continúa leyendo

#}