Cosas por las que preocuparse y cosas por las que no preocuparse

La lista de cosas por las que preocuparse y por las que no bien vale siempre un repaso.

Gucci
Según F.Scott Fitzgerald, "no hay que preocuparse por los chicos", por muy de Gucci que vayan vestidos.

 

F.Scott Fitzgerald mantuvo una curiosa, fructífera y tremendamente original correspondencia con su hija Frances. En una de sus cartas (publicadas por Alpha Decay bajo el título Cartas a mi hija), el escritor se dirige a la niña, que está de campamentos de verano, para que no se despiste de las cosas realmente importantes de la vida. La lista de cosas por las que preocuparse y la de cosas por las que no bien vale siempre un repaso, a modo de manual de autoayuda de bolsillo, realmente útil en una época convulsa y gris como la nuestra.

Cosas por las que preocuparse:

  • Preocúpate del coraje.
  • Preocúpate de la higiene.
  • Preocúpate de la eficiencia.
  • Preocúpate de la equitación.

Cosas de las que no preocuparse:

  • No te preocupes por la opinión de los demás.
  • No te preocupes por las muñecas.
  • No te preocupes por el pasado.
  • No te preocupes por el futuro.
  • No te preocupes por hacerte mayor.
  • No te preocupes por que alguien te supere.
  • No te preocupes por el triunfo.
  • No te preocupes por el fracaso, a menos que sea culpa tuya.
  • No te preocupes por los mosquitos.
  • No te preocupes por las moscas.
  • No te preocupes por los insectos en general.
  • No te preocupes por los padres.
  • No te preocupes por por los chicos.
  • No te preocupes por las desilusiones.
  • No te preocupes por los placeres.
  • No te preocupes por las satisfacciones.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS