¿Depresión post boda? Y no comieron perdices

Termina la boda y no todo es felicidad… dudas, convivencia difícil y, además, muchas mujeres se sienten tristes y vacías. Es más normal de lo que crees. ¿Por qué ocurre? ¿Cómo superarlo? Nuestra psicóloga nos da las claves.

¿Depresión post boda? Y no comieron perdices

Tras haber estado meses dedicada a los preparativos, de pronto hay mucho tiempo libre. Son meses o, en ocasiones, un año, donde el detalle, las llamadas y mantener la situación bajo control inundan el día a día de la pareja. “Normalmente suele sufrir está sensación de malestar, la parte de la pareja que más implicación ha puesto en la preparación de tan deseado momento. Existe una potente suma de emociones donde se mezcla la ilusión, los nervios, los miedos, la alegría… todo ello supone un gran estrés”, nos asegura nuestra psicóloga Esther Moreno.

Los temas de conversación y preocupaciones giran en torno a un gran mismo tema. Es normal que cuando todo pasa, se eche de menos tanta actividad tanto física, mental y emocional a la que nuestro cuerpo estaba acostumbrado. Es por esta razón que aparece la tristeza y el anhelo. A esta ruptura en la actividad diaria, añadimos los cambios que pueden vivir algunas parejas al comenzar la convivencia y separarse del núcleo familiar.

“Debemos permitir un tiempo de adaptación a esta nueva etapa y ser tolerantes con nosotras mismas ante los cambios que estamos viviendo”, nos asegura.

Pero… y si hubiera algo más.

¿Sabes diferenciar tristeza y depresión?

- La tristeza, como toda emoción, tiene una función. Nos ayuda a reflexionar sobre nosotros mismos, sobre nuestra vida y sobre lo que deseamos. También nos indica que algo que está sucediendo en nuestra vida nos genera malestar, por lo que es bueno identificarlo y tomar medidas. En este caso, la tristeza va muy asociada al estrés, resulta saludable poder disfrutar de cierta tranquilar y valorar lo logrado hasta el momento, también se pueden buscar actividades que nos ayuden a quemar tanta energía, como por ejemplo hacer deporte. La tristeza también nos ayuda a disfrutar y valorar los momentos de alegría.

- La depresión, sin embargo, es una enfermedad. Puede deberse a factores genéticos, ambientales o de nuestra personalidad. Nos genera un malestar elevado en nuestra relación con nosotras mismas y con el entorno. En este proceso puedes sentirte desesperanzada, sientes que nada te motiva, ni siquiera lo que antes lo hacía y sin energía para afrontar el día a día.

Es frecuente sentir un bajón el día posterior a la boda

¿Depresión post boda? Y no comieron perdices

Es frecuente sentir un bajón el día posterior a la boda, que normalmente suele remontarse con el viaje de la luna de miel. A la vuelta del viaje también te puedes sentir triste, no te asustes, permítete un tiempo de adaptación. Son muchos los cambios y el estrés acumulado, es normal que el cuerpo y la mente reaccione con tristeza. Si transcurridos unos meses sientes que continúas con apatía, tristeza y desgana, sería preciso buscar ayuda profesional para poder reencontrarte en este nuevo momento de tu vida.

Consejos:

  • Comparte tus sentimientos con tu pareja, hablad sobre lo que os preocupa o apena.
  • Reúnete de tus amigas y familia, descubrirás que lo que te sucede es bastante común.
  • Recordad los buenos momentos de la boda, bien con las fotografías o con vídeos.
  • Haced planes de pareja, una escapada sorpresa puede ser un buen aliado para desconectar. ¡¡¡Ahora cuentas con tiempo libre!!! Aprovéchalo y busca una manera que te guste de canalizar tu energía, véncete ¿tal vez unas clases de yoga o qué tal ir a clases de baile? Todo ello te ayudará a hacer más llevadera la rutina.

Cara a cara con nuestra experta en psicología

Esther Moreno

Cada semana la psicóloga Esther Moreno nos planteará soluciones a los temas que nos preocupan. Además de Máster en Psicología Clínica y de la Salud, Esther Moreno es experta en terapia con niños y adolescentes.
www.esthermorenopsicologia.es
@EMorenoPsico

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS