Mujeres unidas: logros para todas, metas por alcanzar

Los cánones establecidos, los prejuicios, las normas prefijadas, reglas morales, juicios de opinión… La mujer no lo ha tenido (ni lo tiene) fácil. Te presentamos una idea que muestra que parece que algunas cosas están cambiando.

Todos sabemos que la mujer ha ido avanzando en la historia a pasos lentos, pero seguros. Los cánones establecidos, los prejuicios, las normas prefijadas, reglas morales, juicios de opinión… la mujer no lo ha tenido, ni lo tiene, fácil para tratar de despuntar y de tener un papel activo y visible en la sociedad.

Y se puede, para muestra la acción que se ha llevado a cabo desde el Hotel Barceló Emperatriz que junto a Marie-Claire reunió a 30 mujeres trabajadoras inspiradoras, de diferentes nacionalidades y profesiones, desde empresarias a interioristas, de actrices a floristas, y juntas han mostrado que tenemos un papel activo en todo lo que nos propongamos, en este caso el diseño de un hotel. Un proyecto de cocreación en el que han participado mujeres que entienden mejor que nadie las necesidades que nacen cuando uno deja su ciudad y llega a otro lado. ¿El resultado? Un hotel con todo lo que cualquier viajero aprecia.

 

Hoy 8 de marzo queremos celebrar con estas 30 mujeres otro 8, el de marzo de 1857 cuando un grupo de trabajadoras textiles alzaron su voz y salieron a la calle en Nueva York para protestar por las injustas condiciones laborales en las que trabajaban. A partir de ahí, se sucedieron diferentes movimientos para ir afianzando esta lucha. El 5 de marzo de 1908, Nueva York fue escenario, de nuevo, de una huelga en la que un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y tener tiempo para poder dar de mamar a sus hijos. En 1910, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El 19 de marzo de 1911, según los registros de Naciones Unidas, un millón de mujeres tomaron las calles para exigir "derecho al voto, mejores condiciones de trabajo y la posibilidad de ocupar cargos públicos", por eso, la primera convocatoria del Día Internacional de la Mujer Trabajadora se celebró por primera vez el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, extendiéndose, a partir de entonces, a muchos países. La celebración se trasladó al 8 de marzo después de que, en 1917, como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la Primera Guerra Mundial y la escasez de alimentos en Rusia, las mujeres se declararan en huelga en demanda de "pan y paz". Actualmente, se celebra como Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, la celebración de esta fecha no es solo para reivindicar igualdad laboral, si no igualdad en todos los sentidos: con el hombre, en la sociedad y para desarrollar su integridad y dignidad como persona, sin que otros decidan sobre la mujer, sobre su cuerpo o su moral. Las mujeres reivindicamos igualdad, libertad, independencia y autonomía, que el hecho de ser mujer no suponga límites para la vida y, desgraciadamente, todavía quedan logros por conseguir. Por ahora ya tenemos un hotel pensado por nosotras, y seguro que esta iniciativa inspira muchas más.

 

CONTINÚA LEYENDO