Dieta emocional

Comemos lo que sentimos

 

«Comer por razones que nada tienen que ver con el hambre es una cualidad netamente humana», asegura la psicóloga Isabel Menéndez en su libro «Alimentación emocional. La relación entre nuestras emociones y los conflictos con la comida» (Grijalbo, 2006).

Otra experta en la materia, la doctora especializada en dietética Pilar Senpaun, colaboradora de la Fundación Instituto Catalán de Oncología y autora de «Aprender a adelgazar » (Editorial Milenio, 2006) y «Fruits de la vida: fruites i verdures per ser feliç» (Proa, 2007), apunta que las dietas no se empiezan en el supermercado ni en la consulta del médico, sino en casa, consultando con la almohada para poner orden en la vida. ¿Tiene la comida la facultad de hacernos felices? ¿Puede convertirnos en desgraciados? Las dos expertas responden: pincha sobre cada pregunta para acceder a su respuesta correspondiente.

 

1.¿Cuándo confluyen comida y conflicto?2. "Este niño no me come nada".3. ¿Por qué perdemos el apetito cuando nos enamoramos?4. ¿El estrés engorda?5. Enganchados al chocolate. 6. ¿Hay que comer aunque no se tenga hambre? 7. ¿La rabia despierta el apetito? alimentosdentro8. ¿A qué se deben los asaltos nocturnos a la nevera? 9. ¿Cuál es la factura emocional que se paga por estar siempre a régimen? 10. ¿Dónde y cuándo debemos empezar la dieta? 11. ¿Un caldo resucita a un muerto?12. La comida como un abarazo.13. ¿Qué hay detrás de un kilo de más?14. Alimentos afrodisíacos15. ¿Es malo comer mirando la tele?16. ¿Qué fue primero, la culpa o el atracón? 17. Comer, un acto social

 


Continúa leyendo...

COMENTARIOS