Dismorfofobia: ¿Por qué se hacen esas operaciones radicales los famosos?

Uma Thurman, Michael Jackson… La cirugía estética siempre ha sido habitual entre los famosos (empujados por una industria muy exigente con el culto al cuerpo). Sin embargo, ya no hay simples retoques: algunas celebs quieren cambiar radicalmente su rostro. ¿Por qué lo hacen?

dismorfofobia

¿Qué se ha hecho Uma Thurman en la cara? El cirujano plástico Antonio Tapia nos explica que se ha practicado “un lifting de tercio medio y superior lateral de gran componente cutáneo que ha modificado la expresión previa de su rostro y le ha restado naturalidad. Además le han intervenido de blefaroplastia (eliminar el exceso de grasa y piel de los párpados) y cantopexia (operación para dar forma más almendrada al ojo y evitar la caída de los párpados que se da con la edad)".

Uma Thurman ha declarado en varias ocasiones que no creía a la gente cuando la describían como guapa y atractiva. De adolescente, fue muy introvertida y sufría por su elevada estatura y por la forma de su nariz. Sin embargo, empezó su carrera como modelo –siguiendo los pasos de su madre y de su abuela-. ¿Cómo pudo desarrollar una mujer así ese rechazo a su propia imagen?

La dismorfofobia es una trastorno que hace que una persona vea su cuerpo o una parte de él totalmente distinto a como es en realidad. Muchas veces va unido a trastornos alimentarios que también pueden provocar anorexia. La presión social es una de las causas, pero los psicólogos también avisan que detrás hay factores hereditarios. Según algunas investigaciones estadounidenses, la sufren 1 de cada 50 personas.

Las actrices de Hollywood –además- tienen la presión añadida de no encontrar trabajos a medida que envejecen. Ya lo decía Goldie Hawn en El club de las primeras esposas: "Hay tres edades en la vida de una actriz de Hollywood: el bombón, la fiscal del distrito y Paseando a Miss Daisy".

La padecen más las mujeres y, sobre todo, les obsesiona la nariz, los muslos, barbilla y pecho. Incluso hay un trastorno bastante frecuente de personas que creen que siempre huelen mal: la dismorfofobia del olor.

Suelen ser personas muy ansiosas y perfeccionistas y con muchas inseguridades. Y, cuando pasan una vez por el quirófano, siempre repiten. Por eso, los buenos cirujanos NUNCA operan a estas personas y les recomiendan tratamiento psicológico.

La imagen que tenemos de nuestro propio cuerpo se va forjando desde niños y es simbólica, pero, cuando nos humillan o hacen algún comentario sobre nuestro cuerpo, pueden provocar un trauma que cambie nuestra percepción y nos marque para siempre. Sin embargo, es muy difícil de detectar. Normalmente acaban evitando a los demás y no hablan de su problema. Además, se puede confundir fácilmente con otros problemas psicológicos o con lo que se denomina “un complejo”.

¿Cómo detectarla?
El comportamiento ante el espejo: o bien lo rehúyen o bien pueden pasarse horas enteras mirando al detalle su imagen. Nunca se fijan en el conjunto. Pasa igual con las fotos: o se niegan a hacérselas o se sacan miles compulsivamente para encontrar alguna en la que se vean favorecidos. Además, siempre miran en los demás su supuesto defecto y comparan.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS