El arte del cotilleo como terapia antiestrés

¿Sabes que la hija de la del cuarto…? Seguramente todos hemos empezado una animada conversación con una frase igual o muy similar a ésta.

cotillear

¿Sabes que la hija de la del cuarto….? Seguramente todos hemos empezado una animada conversación con una frase igual o muy similar a ésta. Cotillear es uno de los “deportes” más extendidos y que goza de mayor popularidad, los secretos de su éxito: entretiene, lo puede practicar cualquiera y, además, es saludable.

 

Como lo oyes: recientes investigaciones han desvelado que darle a la “sin hueso” tiene beneficios para la salud. Un estudio realizado por la Universidad de California-Berkley ha revelado que hablar del mal comportamiento de una persona nos hace sentir mejor. ¿Te suena eso del “consuelo de tontos”?

 

Según Robb Willer, profesor en Psicología y Sociología que dirigió dicho estudio, existe el llamado cotilleo prosocial y se produce cuando vemos que alguien actúa de forma deshonesta, se aprovecha o explota a una persona. Hablar de ello con otra gente nos permite superar la frustración que nos produce dicha actitud y ayuda a mantener el orden social.

 

¡Ojo! Esta investigación habla de lo positivo de este tipo de chismorreo, nada que ver con ir por ahí soltando rumores y criticando a todo hijo o hija de vecino por el puro placer de ejercitar la lengua.

 

Cotillear libera endorfinas y aporta una sensación de bienestar. Hablar de la vida de otras personas hace que, durante ese rato, nos olvidemos de la nuestra propia y no pensemos en los problemas que tenemos, las preocupaciones o nuestros malos comportamientos. Cada vez que participamos en un cotilleo lanzamos una pequeña cortina de humo que actúa como terapia antiestrés y cómo bálsamo para nuestros propios males.

 

¿Dónde están los límites entre el mero entretenimiento inocente y la rumorología desmedida y dañina? En el alcance que pueden tener nuestros comentarios y en la intención con que se hacen. Dicho de otra forma, en los valores de cada uno.

 

No todos los temas interesan de la misma forma a la hora de hablar del prójimo. Si quieres saber en qué se basan los chismes más comunes, no te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS