¿Eres una adicta al ejercicio? ¡Descúbrelo!

Todas las adicciones son malas, todos los extremos son perjudiciales. El número de adictos al ejercicio ha crecido en poco tiempo.

¿Eres una adicta al ejercicio? ¡Descúbrelo!

Todas las adicciones son malas, todos los extremos son perjudiciales. El número de adictos al ejercicio ha crecido en poco tiempo. La vigorexia es la enfermedad con la que se denomina la adicción al gimnasio y al ejercicio físico y se produce por un excesivo culto al cuerpo y por una visión distorsionada del mismo.

En unos casos la adicción al ejercicio se da como consecuencia secundaria de algún trastorno alimentario, como la anorexia y la bulimia. Sin embargo, en otras ocasiones, el ejercicio en sí mismo es el principal problema. Una característica común entre los adictos al ejercicio es que suelen apostar más por las actividades que se realizan por libre en los gimnasios, sin monitor y es más frecuente en los entrenamientos de musculación y entre la gente que se prepara para carreras populares o Triatlón.

¿Eres una adicta al ejercicio? ¡Descúbrelo!

Los expertos señalan que en los últimos años se ha hecho también más frecuente entre mujeres, sobre todo en la franja comprendida entre los 16 y los 25 años y disminuye a partir de los 33 años. Algunos síntomas para detectar la adicción al ejercicio son muy claros: insomnio, ritmo cardíaco elevado incluso por la mañana (señal de sobreentrenamiento), dedicación absoluta al ejercicio dejando de lado el tiempo para relaciones familaiares, con amigos e, incluso, desatender tareas de trabajo, ansiedad por hacer ejercicio y sentimiento de culpabilidad por no haberlo hecho, etc.

Si tienes alguno de estos síntomas, acude a un especialista y tómatelo en serio porque puede provocar graves problemas de salud. ¿Quieres saber más sobre cómo detectar a una adicta al ejercicio? No te pierdas nuestra galería: "¿Cómo detectar a una adicta al ejercicio?".

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS