Familia y trabajo, una dura prueba para la mujer

Conciliar la vida familiar y la laboral es algo que, a pesar de los grandes avances que se han hecho para favorecerlo, sigue siendo un gran obstáculo para la mujer.

ejecutiva madre

Conciliar la vida familiar y la laboral es algo que, a pesar de los grandes avances que se han hecho en la mayoría de las empresas y en diferentes ámbitos para favorecerlo, sigue siendo un gran obstáculo para la mujer. El intento de tener una familia y una carrera profesional, a la vez, se traduce, en muchas mujeres, en depresión.

 

Según un estudio alemán, las mujeres que se encuentran en la franja de edad de los 16 a los 42 años tienen entre un 10 y un 13,4 por ciento de posibilidades de padecer depresión, el doble que los hombres que se encuentran en el mismo grupo de edad. El motivo de que sea, precisamente, a esas edades, se debe a que suponen los años más fértiles de la mujer y en los que se suelen tener los hijos.

 

Las cifras de mujeres que padecen depresión han aumentado casi el doble respecto a hace, por ejemplo, 40 años, ya que antes no era habitual que la mujer trabajara fuera de casa y dedicaba la mayor parte de su tiempo al cuidado del hogar y de la familia.

 

Hoy en día, todas conocemos a “supermamas”, esas mujeres todoterreno que “estiran” al máximo los días para desarrollar su carrera laboral sin dejar en un segundo plano el cuidado los hijos.

 

La conciliación se convierte, en muchos casos, en un verdadero reto para las madres, ya que sienten que les falta tiempo para ocuparse de ambas facetas y afloran sentimientos de culpabilidad por creer que descuidan la familia, y de frustración al pensar que no son lo suficientemente activas o no ofrecen todo lo que podrían en el ámbito laboral.

 

Angustia y ansiedad se apoderan de muchas mujeres que se ven sobrepasadas por la situación y se sienten obligadas a elegir y renunciar a uno de los dos ámbitos.

 

Se ha avanzado mucho en el reconocimiento del derecho de la mujer a labrarse una trayectoria profesional sin renunciar a la vida familiar y la ley ha amparado este derecho. Sin embargo, a efectos prácticos, siguen siendo muchas las empresas que dificultan esto y, quizá, siga siendo necesario un cambio de mentalidad.

 

Un dato para reflexionar: según el Barómetro de Conciliación Edenred-IESE, el 69 por ciento de los trabajadores españoles mayores de 35 años prefiere tener un jefe que sea mujer en vez de un hombre, porque, en su opinión, las jefas favorecen la conciliación de la vida familiar y laboral.

 

Entender que poder disfrutar de un trabajo y de la familia es algo vital y necesario, tanto para hombres como para mujeres, no debe ser solo cosa del pensamiento femenino, aunque, afortunadamente, cada vez sea algo más asumido y comprendido por ambos sexos.

 

 

Etiquetas: conciliación

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS