Friendzone: esto es todo lo que hay que saber

Porque el dolor de una relación que no da de sí siempre es compartido, recordamos en qué consiste este gran mal amoroso y sobre todo, cómo salir de ello.

Friendzone
Imaxtree

“Te adoro, pero creo que es mejor que sigamos siendo amigos”. La frase cae sin avisar, más cortante que un cuchillo, rompiendo en pedazos las ilusiones, noches de insomnio, besos infinitos y viajes hasta el fin del mundo imaginados con pasión. Sí, que hayas pronunciado o escuchado esta frase, lo que te queda clarísimo es que la gestión de una relación de amor no reciproca es una de las más difíciles de llevar.

La “Friendzone”, traducida literalmente zona de la amistad, consiste en tener sentimientos por una persona que no los comparte, y prefiere seguir con una relación de amistad. En la mayoría de los casos, las personas que inspiran el deseo no son conscientes de la situación y envían a la persona incipientemente enamorada a la "zona de amistad". El resultado es inevitablemente la frustración, al no poder completar este deseo o atracción.

El concepto no es reciente, pero sí su popularización a través de series como Teoría del Big Bang, con los personajes de Leonard y Penny, o  películas como What If o Crazy, Stupid, Love en las que el amor en sentido común nos hace literalmente agonizar. Existen numerosas teorías sobre el surgimiento del fenómeno.

Friendzone
Giphy

Según recalca la revista Psychology Today, la Friendzone se produce cuando el intercambio social o la relación de lo entregado-recibido deja de ser satisfactoria para uno de los dos miembros. En este sentido, el que no desarrolla sentimientos por el otro obtiene lo que desea, mientras que la otra persona se queda atascada en lo esperado y predecible de la relación. Toma así el ejemplo de Bob y Jenny.

“Bob y Jenny son amigos. Al ser "amigos", Bob hace casi todo por Jenny. Le lleva donde desea, compra sus cosas, escucha todos sus problemas y le ayuda a salir de ellos. Bob, sin embargo, quiere ser el novio de Jenny. Sin embargo, a Jenny no le interesa porque Bob tiene todas sus necesidades de "novio", sin tener que satisfacer las suyas. Puede ser libre, no comprometida, y aun así tener todo el esfuerzo de Bob. Es por eso que Bob está en la Friendzone.” La situación se reproduce también en el caso de que uno de los dos desee tener un tipo de relación que no convence o satisface al otro.

Friendzone
Giphy

¿Te afecta personalmente? Existen algunas claves para evitarla y salir de ella aunque evidentemente cada relación es única. Guarda siempre en mente que no verse afectado por el fenómeno supone cambiar sustancialmente una relación, realizar una forma de renegociación de los lazos que os unen.

  • Anticipa

Es el paso más difícil y sin embargo el que más conviene cuidar para evitar sufrimientos indebidos. Si vives una intensa relación de amistad con una persona con pareja o que no muestra más interés físico o moral desde un principio, procura establecer límites. De nada te sirve enamorarte más.

¿La clave? Manténte pendiente de su lenguaje corporal (la famosa burbuja proxémica, que te permitirá fácilmente ver si quiere compartir el mismo espacio que tú e ir a más), sus palabras (si habla de forma clara de sus relaciones pasadas o presentes, o te comenta de forma clara quien le gusta) y por supuesto su actitud contigo. Fíate de tu intuición, suele ser una guía para evitar desaciertos.

  • Muestra un interés más moderado

Si ya has caído en las redes del amor, resulta complicado salir y olvidar estos sentimientos incipientes. Si aun así no quieres renunciar a vuestra amistad, mide tu interés en esta persona: si estás en la Friendzone, es muy probable que estés mucho más pendiente de esta persona que ella de ti. Despégate poco a poco quedando y hablando con otras personas, para relativizar este sentimiento. Recuerda: la posición de fuerza tiende a invertirse si la otra persona siente que podrías irte. ¿En resumen? Muéstrate más inaccesible.

Friendzone
Giphy
  • Distánciate sin cortar

El distanciamiento físico es otra clave para no solo desprenderse del sentimiento amoroso, sino animar a la otra persona a reflexionar sobre vuestra relación. Si te alejas y dejas de estar tan presente, podría darse cuenta de que o bien le importas más de lo esperado, o por el contrario no le afecta tanto. En todo caso, solo serán beneficios para ti. Tendrás de una forma clara las intenciones del otro, y podrás por lo menos preservar o no esta relación de amistad.

  • Los celos pueden ser útiles en dosis pequeñas

Siguiendo una misma lógica, no dudes en ampliar tu círculo de amistades y hacer sentir a esta persona que sí, puedes vivir sin ella o por lo menos relacionarte con mucha más gente. Este pequeño y casi invisible sentimiento de competición te ayudará una vez más a sentirte más segura, desprenderte de la relación al conocer a otras personas y una vez más conocer las intenciones ajenas.

  • Reflexiona

El famoso monólogo interior o trabajo de introspección es indispensable para ser consciente de la situación y tomar las riendas del cambio. Aunque parezca obvio, resulta indispensable decirse a sí mismo con total sinceridad: “Esta relación no es posible”. Aceptarlo es un primer paso hacia una recuperación. Solo te toca decidir si realmente te compensar seguir adelante con esta relación de amistad o si por el contrario, te hace sufrir y no te aporta lo que realmente necesitas.

Nutrir la esperanza tiene a su vez un peligro no menospreciable. Procura ser lo más sincera posible contigo: si te sigue gustando esta persona y no quieres ser su amiga, no valen las excusas. Autoconvencerse de una relación de amistad no hará más que perjudicaros a los dos.

Estar en la Friendzone no lleva sistemáticamente a un fracaso. De historias de amor en principios reciprocas surgen relaciones “para siempre”. Una vez más, es cuestión de intención y voluntad.

CONTINÚA LEYENDO