¿Habilidad para mentir? Tu rostro te delata

Dicen que la cara es el espejo del alma y, además, puede ser la “chivata” perfecta de tus mentiras.

Mentir

Dicen que la cara es el espejo del alma y, además, puede ser la “chivata” perfecta de tus mentiras. Puede que creas que eres toda una maestra de la mentira, pero lo cierto es que tu rostro te delata.

 

Un estudio dirigido por el Profesor Mark Frank en el que participaron un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Nueva York, determinó que, por muy hábiles que seamos al mentir, los músculos de la cara y la expresión facial se escapan a nuestro control cuando mentimos.

 

Todos decimos mentiras piadosas o verdades a medias, sin embargo, según los resultados de este estudio, la actitud y los gestos que adoptamos a la hora de mentir no pueden ser mantenidos durante mucho tiempo. Además, las señales que indican que mentimos pueden disimularse, pero no ser eliminadas por completo.

 

La práctica de estudiar la expresión corporal y facial para detectar mentiras se aplica en investigaciones policiales y criminales. Se ha comprobado que hay “mentirosos” capaces de “engañar” incluso al polígrafo, sin embargo, encuentran una barrera para continuar sus mentiras si se analizan todos sus gestos.

 

Este tema ha despertado tanto interés que se convirtió en el argumento de una serie americana, ‘Lie to me’, que popularizó los éxitos del Doctor Cal Lightman y su equipo en investigaciones policiales gracias al estudio de los microgestos.

 

Hay estadísticas que aseguran que una persona normal cuenta unas tres mentiras cada diez minutos de conversación, por lo que, si no te gusta que te tomen el pelo, aprender a interpretar el lenguaje del cuerpo puede ser tu nuevo propósito.

 

Te damos 5 trucos para descubrir mentiras.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS