Justin Jedlika o cómo ser un ‘Ken’ humano

A todo el mundo le gusta verse bien ante el espejo y cada uno tiene sus propios trucos para verse más guapos o más guapas, pero ¿dónde está el límite?

ken

A todo el mundo le gusta verse bien ante el espejo y cada uno tiene sus propios trucos de belleza o rituales para verse más guapos o más guapas, pero ¿dónde está el límite?

 

Hablar de Justin Jedlika es hablar de la búsqueda constante del ideal de belleza masculina, o, mejor dicho, lo que él considera ideal de belleza. Tiene 32 años y se ha operado 90 veces para parecerse a Ken, el novio de Barbie.

 

Nalgas, pecho, abdomen, los bíceps y tríceps, los labios, la nariz…todas estas partes de la anatomía de Jedlika han pasado por “chapa y pintura”, es decir, por quirófano. Más de 100.000 dólares gastados en en cirugía estética y sin intención de pararlo ahí, ya que el neoyorquino reconoce estar dispuesto a operarse las veces que haga falta para conseguir ser perfecto.

 

Ni el riesgo de las operaciones, ni los peligros que pueden desencadenar la cantidad de silicona que se ha implantado en el cuerpo frenan su deseo de seguir “mejorando” su apariencia.

 

¿Búsqueda por mejorar u obsesión por la belleza? Te invitamos a participar en nuestro tema del foro: “Justin Jedlica, el ken humano”.

 

Cada cual que juzgue por si mismo, pero desde luego, una cosa está clara, la naturalidad no será uno de los aspectos que sus conquistas alaben de él.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS