La columna de Barbarella: por qué San Valentín es la oportunidad de oro para regalarte el amor que te mereces

Aprovecha el día, date el amor que (de momento) no te dan otros (y conviértelo en la norma) y huye de ser la Bridget Jones de tu grupo de amigas

san valentin soltera

La que escribe siempre ha sido muy de celebrar. Y, como soy intensita, amigas, siempre me gustó celebrar San Valentín y hacer algo especial con mi pareja. El primer año que pasé este día con estatus marcado de soltería me negué a estar deprimida y empecé lo que sigue siendo, a día de hoy, mi tradición personal.

Cada año elijo a una persona a la que amo mucho y la convierto en mi San Valentín. Les regalo algo especial que sé que significa o representa nuestra amistad o parentesco y les escribo en una tarjeta una breve nota sobre por qué son ese año mi San Valentín.

En el juego del amor muchas de nosotras nunca hemos conseguido escalera de color pero lejos de plantearse como un problema (¡oh dios mío! ¡Estoy sola!) l día de los enamorados puede ser una oportunidad enorme para explorarte y definir qué es lo que te hace feliz y qué vas a hacer para conseguirlo.

La soltería es un estado ideal para pensar únicamente en una misma y en lo que nos hace felices; trabajar para lograrlo es lo que a veces complica el proceso y, seamos sinceras, estar en pareja hace que las prioridades cambien (¡y es normal!) pero si estás sola, ahora es el momento de solo pensar en ti, ¿quién mejor que tú misma sabe lo que más le apetece recibir este San Valentín?

Si te encantan las flores, regálate unas flores. No te recomiendo unas rosas rojas ni que te las mandes a la oficina porque bueno, a ver, nos amamos y tal (y eso está muy bien) pero tampoco queremos que se piensen que se nos ha ido la pinza definitivamente y que el internado mental está cada vez más cerca. El caso: que si te gustan las flores, San Valentín ES EL DÍA de regalarte ese ramo de 45 euros que, un día cualquiera, no te regalarías. Hazlo, te va a encantar.

¿Hace tiempo que no te haces una buena manicura spa o que no te miman los pies con un buen masaje? Mi recomendación es que lo hagas ese día. Cuando se acerca San Valentín muchas webs tienen ofertas para este tipo de planes y conseguirás disfrutar y relajarte sin que el bolsillo se quede temblando. ¿Y qué hay más romántico que pensar en ti dos veces? Una por tu salud mental y otra por tu salud bancaria. A mí me parece un win-win.

 

¿Te gusta el teatro? ¿Los concietos? ¿Los musicales? Aprovecha y date el capricho. Las entradas para algunos espectáculos son escandalósamente caras pero, al comprar solo una, tu bolsillo sufrirá menos.

Aprovecha tu soltería y márcate una tarde de teatro y cena all by your own y disfruta de tu compañía, que entre el trabajo y el resto de responsabilidades de tu vida seguro que te tienes algo abandonada.

En cualquier caso, si eres una romántica de libro y piensas que San Valentín es el día de, únicamente, celebrar el amor por otros te recomiendo que celebres el amor por otros. Que no estés enamorada o no tengas pareja no te impide celebrar el amor.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS