Los beneficios de tener un gato

La presencia de un gato en casa te cambia la vida: traen alegría, nuevas anécdotas y siempre estarán ahí cuando llegues.

Los beneficios de tener un gato

Son independientes, cariñosos y muy fieles. De aspecto inocente y respetuoso, pero a su vez amorosos. La presencia de un gato en casa te cambia la vida: traen alegría, nuevas anécdotas y siempre estarán ahí cuando llegues. Y además, ahora sabemos que son muchos los beneficios que aporta tener un felino en tu vida. Descubre cuáles son de la mano de TerranovaCNC.

Nos ayudan a mantener sano el corazón

Numerosos estudios científicos han probado, en los últimos años, la capacidad de los gatos para relajarnos y hacernos sentir mejor.

En Estados Unidos, una investigación realizada por el Instituto Stroke de la Universidad de Minnesota, concluye que la compañía de estos animales ayuda a mantener sano el corazón. Los pacientes que sufren cardiopatía reportaron una progresión mejor y más rápida si convivían con un felino, incrementando así el porcentaje de supervivencia después de haber padecido un infarto.

Seguro que todos aquellos que tengan un gato han sido conscientes en algún momento de la inmediata relajación que transmite su suave ronroneo. El estudio afirma que su efecto reduce nuestra tensión arterial, es una válvula de escape contra el estrés y ralentiza la frecuencia de las pulsaciones. Por otro lado, también fomenta el buen humor y la seguridad en uno mismo.

Don't leave me Daddy, @KarlLagerfeld. #FOMO

A post shared by Choupette Lagerfeld (@choupettesdiary) on

Un gran apoyo emocional

Como podéis ver, no son únicamente físicos los beneficios de tener como mascota a un gato, también aporta beneficios psicológicos y sociales. Es bien conocido que son animales luchadores: por muchas veces que caigan, los gatos siempre encuentran la forma de levantarse y volver a intentarlo, y nos contagian su espíritu, haciéndonos ver que los errores no nos incapacitan para conseguir los objetivos que perseguimos a largo plazo.

Cuando los gatos empatizan emocionalmente con su dueño, se emplean a fondo en demostrar su cariño y fidelidad hacia ellos. Son muchos los científicos que recomiendan a las personas que viven solas tener a uno de estos pequeños como mascota.

La Fundación Affinity ha llevado a cabo un estudio que revela que el 83% de los dueños declara que su gato es una fuente de compañía constante. Además, los beneficios de su compañía son mutuos para dueños y mascotas.

Una ayuda incondicional

La compañía de las mascotas ha demostrado ser una gran ayuda para personas con problemas para relacionarse. Es el caso de las personas autistas, que sienten una conexión con los animales más fuerte que las demás personas. Una investigación llevada a cabo en Francia en 2012 observó la relación entre 40 niños autistas y sus mascotas y concluyó que los niños se sentían más tranquilos y podían socializar con más facilidad que aquellos que no tenían mascota. Este cambio fue relacionado con la producción de oxitocina, una hormona que puede ser generada al acariciar a los gatos y que aumenta los sentimientos de confianza y amor.

Un esperanzador ejemplo es el de Iris Grace Halmshaw, una niña británica de 5 años, que fue diagnosticada de autismo en 2011. Cuando la gatita Thula llegó a su vida, Iris comenzó a desarrollar su habilidad y su deseo de comunicarse con el mundo exterior. La pequeña cogió confianza muy rápido con su nueva amiga y le hablaba tratando de explicarle las cosas que tenía que hacer. Además, también sirve a Iris de inspiración para sus dibujos, otra importante parte de la terapia de esta pequeña artista.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS