¡Necesito dormir!

Quieres dormir... necesitas dormir, pero nunca logras hacerlo las horas suficientes como para despertar fresca por la mañana. Sigue leyendo, porque una vez que termines, lograrás conciliar el sueño con facilidad.

Necesito dormir

Ves las manecillas del reloj y parece la noche interminable, das unos cabezazos, miras de reojo la hora y apenas han pasado cinco minutos, das vueltas por la cama, intentas contar borregos, escuchar tu respiración, música de la naturaleza y nada... Sí, tienes insomnio y no sabes (o sí) por qué. Es difícil mirar hacia atrás y encontrar los patrones, aislar las variables y dar sentido a lo que haces día a día, tal vez lo que necesitas es hacer algunos ajustes que te ayuden a evitar este malestar. Según la National Sleep Foundation, éstas son algunas razones que tal vez te están perjudicando y unos trucos que te pueden ayudar a no despertar durante la noche. ¡Dulces sueños!

Por alguna enfermedad

Alergias nasales, reflujo, hipertiroidismo, artritis, asma, Parkinson, dolor lumbar. Si padeces alguno, te recomendamos ir con tu médico para que te asesore sobre lo que puedes tomar para dormir mucho mejor.

Depresión

Las luchas psicológicas que libras en tu cabeza pueden ser factores que te mantengan con el ojo abierto toda la noche; tal vez cambies rápidamente de estado de ánimo por algo que te haya pasado o por un altibajo hormonal. Algunos de los síntomas más comunes son falta de energía, desmotivación y tristeza continua.

Ansiedad

En las noches es cuando llegan todas las preocupaciones a nuestra cabeza y las intentamos solucionar. Algunos síntomas pueden ser tensión, donde queda atrapado un pensamiento de un hecho pasado, preocupación excesiva de eventos futuros, sentirte abrumada por tanta responsabilidad, entre otros.

Estilo de vida

Si dejas los pendientes para terminarlos en la noche, si tomas siestas en la tarde o trabajas por horas irregulares y tu horario cambia periódicamente (si laboras en una línea aérea) también pueden ser causas por las cuales te cueste trabajo dormir. Debes procurar una rutina o acomodar tu horario de tal manera que dejes ocho horas para descansar en la noche (o en el día) y el resto para trabajar sin siestas.

Comida

Ciertas sustancias y actividades, incluyendo los patrones alimentarios, contribuyen al insomnio. Un factor son las comidas pesadas, así que trata de comer ligero tres horas antes de dormir para que haga digestión tu cuerpo y no te cueste trabajo.

El cerebro

Hay interacciones químicas en la cabeza que nos hacen propensas, sin alguna causa identificable, a tener insomnio, aun siguiendo los consejos de un sueño saludable. Existen estudios que indican que las personas con un coeficiente intelectual muy alto son más propensas a no conciliar el sueño.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS