“No eres tú, soy yo” y otras mentiras

Romper con una relación de pareja no es fácil y encontrar las palabras justas y los argumentos para hacerlo tampoco.

ruptura

Romper con una relación de pareja no es fácil y encontrar las palabras justas y los argumentos para hacerlo tampoco.

 

A veces, se acaba el amor, de tanto usarlo como dice la canción o, simplemente, porque, al principio, veíamos en nuestro Romeo o Julieta todo virtudes y más cosas en común con nuestra forma de ser de lo que después comprobamos. Sea por el motivo que sea, cuando llega el momento de poner punto y final, cuesta, sobre todo, si queremos hacerlo sin herir y dañar al otro.

 

Generalmente, cuando la cosa no va bien en una relación de dos, ambas partes son conscientes, pero es muy habitual que uno de los dos tenga que dar el primer paso…o el último, visto de otra manera.

 

Según cuáles sean los motivos para poner fin a la historia de amor, hay relaciones que terminan “por todo lo alto” con escenas tipo película y con reproches de todo tipo. Otros, sin embargo, deciden no olvidar el respeto que en su día se tuvieron, si es el caso, y dejarlo de una forma más elegante, amistosa y madura.

 

No se puede dar una “guía para ruptura de parejas” porque hay tantas separaciones como relaciones y formas de entender las flechas del amor, sin embargo, hay una serie de pautas que no debemos olvidar si queremos decir adiós con un poco de tacto:

 

-Diálogo. Al igual que para que una relación funcione hace falta comunicación, a la hora de ponerle fin, también. Di todo lo que sientes, lo que piensas, en qué has fallado y en qué te han fallado.

 

-Momento perfecto. No hay un momento perfecto para una separación de pareja. Ni la situación es agradable ni el momento lo va a ser. Simplemente, trata de elegir un lugar en el que podáis hablar y estéis solos, con tranquilidad.

 

-Sinceridad. No des excusas ni falsas razones. Ante todo sinceridad si esperas que la otra persona también lo sea contigo. Y, otra cosa, hazte un favor y no caigas en tópicos.

 

-Comprensión. Hay que tener en cuenta que si es uno mismo el que da el paso de dejar una relación, habrá pensado qué decir y cómo decirlo, pero, probablemente, la otra persona no haya “ensayado” la reacción. Debes tratar de ser comprensivo ante la posible forma de asimilar la ruptura.

 

Como ya hemos dicho, busca tu propio método, al fin y al cabo, tú conoces mejor que nadie a la persona con la que has compartido tu tiempo y sabrás cuál es la mejor forma de asimilarlo los dos. Eso sí, evita los tópicos y las frases hechas.

 

¿Quieres conocer las expresiones más típicas para terminar una relación que deberías evitar? Te lo contamos en nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS