No es que no puedas correr más, es tu mente

No sabes por qué, pero tus piernas parece que no pueden más, te lanzan mensajes de que están cansadas, aunque hayas corrido menos, incluso, que otros días. Puede que el problema esté en ellas, o quizá sea tu mente la que se rebela.

entrenar mente

No sabes por qué, pero tus piernas parece que no pueden más, te "gritan" que están cansadas, aunque hayas corrido menos, incluso, que otros días. Puede que el problema esté en ellas, o quizá sea tu mente la que se rebela.

 

Siempre decimos que es fundamental escuchar nuestro cuerpo para no sobrepasar los límites, pero es necesario saber cuándo las señales son claras y cuándo nuestra cabeza trata de convencernos para volver a una situación más cómoda.

 

Demasiado ácido láctico y falta de glucógeno es lo que lleva a lo que, normalmente, se denomina “romperse”, al agotamiento total real, pero esto sucede cuando hemos sobrepasado de verdad los límites de esfuerzo y de tiempo, pero lo cierto es que, en muchas ocasiones, nos sentimos agotadas y fatigadas mucho antes de llegar a esto, incluso al poco rato de empezar a correr. El cerebro trata de protegernos y lanza esas señales para que no llegue el desgaste total real y no forcemos, pero no significa que de verdad no podamos más: debemos bajar de ritmo, ecuchar realmente nuestro cuerpo y no regodearnos todo el rato en el cansancio que sentimos.

 

¿Y cómo se consigue que el cerebro no sea tan alarmista y tenga confianza en que los músculos pueden hacer su trabajo? Entrenando, demostrándole que podemos hacer ese ejercicio sin riesgos y, para ello, debe familiarizarse con la distancia, con la velocidad y con el ritmo que utilizamos al correr. La mejor manera de hacerlo es entrenando series de velocidad cortas a ritmo rápido y entrenamientos de resistencia, a bajo ritmo, pero más tiempo. En una semana, es necesario que hagamos al menos un día de entrenamiento de series de velocidad y otro de resistencia a buen ritmo, de esta manera el cuerpo y, sobre todo, la mente se dan cuenta de que pueden aguantar ritmos más rápidos, más lentos, más tiempo, menos, etc.

 

¿Quieres saber otros trucos para aguantar en carrera? No te pierdas nuestra galería: Entrena tu mente para aguantar en carrera.

Etiquetas: correr

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS