¡Odio cumplir años! ¿Qué hago?

¿Eres de las que oculta su fecha de nacimiento, nunca revela su edad y se pone nerviosa cuando alguien le menciona la palabra "cumpleaños"? No estás sola.

¡Odio cumplir años! ¿Qué hago?
No pongas la cara de asco de Yzma y disfruta del día/ Disney.

 

Los cumpleaños son siempre un motivo de celebración, o eso pensamos la gran mayoría. Hay para quien sumar un año más es motivo de tristeza, nostalgia e incluso odio, y es un problema más común de lo que podamos pensar. 

¿Las causas? Hay diversas. Según los expertos, una de ellas es que el cumpleaños nos hace enfrentarnos a la vida y nos pone en contacto con nosotros mismos, con nuestros deseos y objetivos, y nos hace reflexionar sobre si los hemos cumplido o no; y si la respuesta es negativa, afecta a nuestro ánimo y nuestra autoestima. También están los que viven en un continuo síndrome de Peter Pan y odian los cumpleaños porque no aceptan que el tiempo pasa y, en consecuencia, les toca madurar y cambiar ciertos comportamientos y objetivos; esto es algo que se acentúa en épocas críticas, como los cambios de década -los treinta, los cuarenta, los ¡ARG! cincuenta o los ¡HORROR! sesenta- y la crisis de la mediana edad. Otros directamente no soportan ser el centro de atención y que el foco de los demás esté todo el día puesto en ellos.

Samatha Jones
Haz como Samatha y no dejes que la edad te importe/ HBO.

 

¿Es este tu caso? Tienes dos opciones, o quedarte como estás y no ponerle ningún remedio, dejando que tus cumpleaños se convierta en una pesadilla año tras año, o proponerte superarlo y poder disfrutar como nunca de esa fecha tan señalada e importante. Te damos 4 pasos para que luches contra ese pánico irracional a sumar cifras

1. Mentalízate y decide si quieres ponerle solución: aunque no te guste el día de tu cumpleaños, lo primero que debes hacer es preguntarte a ti misma si quieres disfrutar del día o pasarlo amargada. La elección de pasar un día agradable o no está en tu mano.

2. El día de tu cumpleaños es el mejor momento para disfrutar de ese homenaje que tanto tiempo llevas pensando en darte. Sea un día de relax en un spa, someterte a ese tratamiento de belleza que tanto te gusta, ir de compras a darte un capricho o reunirte con tus amigas en ese locar que tanto os gusta, permítete hacer algo diferente. ¡Y disfrútalo al máximo!

3. Si no te gusta estar sola, rodéate de los tuyos, de tu familia, tus amigos o tu pareja, y pídeles que participen contigo en ese capricho especial que vas a darte. Pasarás un rato agradable y te sentirás apreciada a pesar del "drama" de cumplir un año más.

4. ¿Tu elección ha sido la de pasar el día amargada llorando por lo injusta que es la vida? Lo primero que debes tener en cuenta es que ha sido una elección propia que nadie te ha impuesto, así que nada de victimismo.

Y recuerda siempre: lo peor de cumplir años, ¡sería no cumplirlos!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS