Potomanía o la obsesión por beber agua

Estar enganchados a la bebida se conoce como alcoholismo, pero ¿qué pasa si la adicción es al agua?

potomania

Estar enganchados a la bebida se conoce como alcoholismo, pero ¿qué pasa si la adicción es al agua? La potomanía u obsesión por beber agua puede convertirse en una amenaza para la salud.

 

Se puede adelgazar bebiendo agua, la piel se rejuvenece, estamos hidratados, nuestro organismo funciona mejor…las bondades que se le atribuyen al agua son muchas, sin embargo, como en todo, los extremos no son buenos.

 

Muchas famosas y modelos alardean de su consumo de agua como secreto de belleza y hay gente que lleva esas recomendaciones al límite. Las personas que padecen potomanía o polidipsia psicogénica sienten la necesidad de beber gran cantidad de agua sin tener sed y hacerlo les produce una sensación de placer, de estar haciendo algo positivo. Pueden llegar a beber entre 8 y 10 litros de agua al día.

¿Qué tiene de malo?

Puede parecer que beber agua, aunque sea en exceso, no supone ningún problema, pero no es así. Beber gran cantidad de litros de agua al día provoca agotamiento, nauseas, calambres, convulsiones y graves problemas en el funcionamiento de los riñones. Si la enfermedad no se controla puede acabar provocando la muerte del afectado.

 

La potomanía se considera un trastorno alimentario que afecta cada vez a más gente y suele ir asociado a otro tipo de trastornos psicológicos.

 

Con ayuda de profesionales y con una terapia para trabajar la raíz de esta alteración psicológica, la potomanía puede superarse.

 

¿Quieres saber qué perjuicios provoca un abundante consumo de agua? No te pierdas nuestra galería: “Riesgos de la potomanía”.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS