¿Qué es el Mindfulness? ¿Cómo puedo empezar a practicarlo ahora que estoy nerviosa todo el día?

Pensar en el aquí y el ahora no siempre es fácil. Dejar que la mente viaje al pasado o se proyecte hacia el futuro es muy habitual y, a veces, peligroso.

mindfulness desde casa
Photo by Lesly Juarez on Unsplash

Pensar en el aquí y el ahora no siempre es fácil. Dejar que la mente viaje al pasado o se proyecte hacia el futuro es muy habitual y, a veces, peligroso. El Mindfulness ayuda a evitarlo. Las técnicas de relajación y de meditación son muy populares, pero no todas se centran en trabajar los mismos aspectos. El Mindfulness se asienta con fuerza como disciplina que nos permite vivir centrados en el presente, en el día a día, para poder aceptar la realidad. "El Mindfulness, también conocido como Atención plena, es una práctica de meditación que nos dirige a mantener la conciencia en el presente. Lo que importa es el “aquí y ahora”. el entender y sentir nuestro estado emocional y físico sin autocríticas o juicios de lo que estamos sintiendo. Parece que esto lo hacemos siempre, pero no todo lo que parece es, pues vivimos siempre aferrados al pasado o pensando en el futuro", nos explican desde Reset Peace & Wellness 48h.

Este método ayuda a concentrarnos y evitar que nuestra mente divague a momentos o pensamientos del pasado que, a veces, no nos dejan avanzar y, además, consiste en no centrar nuestros días en pensamientos para el futuro. La filosofía de esta técnica defiende que solo de este modo estaremos preparados para responder de manera eficaz a situaciones reales del presente como despidos, enfermedades, rupturas, pérdidas, etc.

La meditación es la manera más extendida de practicar el  mindfulness: mente en blanco concentrándonos solo en sonidos, en la propia respiración y en sensaciones para dejar que nuestros pensamientos fluyan dejándolos pasar de largo sin centrarnos en ninguno de ellos.

Desde Reset Peace & Wellness 48h nos dan unos tips para que empecemos a practicarlo y más cuando la cabeza y los nervios nos están jugando malas pasadas: 

1. Fija una hora al día para dedicarla a mindfulness. "Unos 30 minutos serán más que suficientes, aunque al principio puede que se os haga más pesado o lento, es cuestión de práctica. El mejor momento es a primera hora de la mañana, procura no estar adormecido y tener todos tus sentidos 100% activados.
Se paciente con la evolución de tu experiencia de mindfulness. Sé paciente también con cada instante, aun cuando resulte incómodo y quieras pasar al siguiente. Sé paciente con la naturaleza errática de tu mente". 
 

2. Busca un sitio que te resulte cómodo. "Solo necesitarás un cojín sobre el que sentarte, bajo una postura erguida con las palmas de las manos juntas, empieza a respirar tranquilamente dejando que los pensamientos fluyan, que entren y salgan de tu mente sin detenerte en ninguno. Céntrate únicamente en el presente instantáneo, acepta solo lo que estás sintiendo, sin juzgar.
Haz mindfulness varias veces al día de forma diferente, lo único que necesitas es ser plenamente consciente del momento.
Escucha en silencio, con total atención y sin interrumpir".

Otras maneras de conseguirlo de manera más activa, pero igual de efectiva para resetear tu mente, son las siguientes:

  • Camina observando tus pisadas y el peso de tu cuerpo en cada paso.
  • Cuando te duches, céntrate únicamente en el agua, en lo que sientes cuando entra en contacto con la piel y como recorre cada rincón de tu cuerpo.
  • Cuando cocines, tu atención solo está puesta en los alimentos, en su olor, su textura, su sabor....son muchas veces las que comemos pero pocas las que nos alimentamos.
  • Durante una sesión de entrenamiento es cuando más  se conecta la mente con el cuerpo.


3. Habla contigo mismo y sé sincero. "Solemos escuchar a los demás pero no a nosotros. Repítete varias veces al día: “preocúpate por lo demás pero también cuida de ti”. Si te sientes extraña haciéndolo puedes coger un cuaderno y escribir esa conversación.
Concéntrate en la respiración.  Cualquier mala situación se puede controlar con un minuto de respiración profunda, parece magia pero no, es mindfulness". "Busca el origen de los problemas desde dentro. Normalmente El problema nunca estuvo afuera, sino adentro. La mente suele estar secuestrada por la negatividad".  

4. Ahora que teletrabajamos levántate de la mesa de trabajo cada 30 minutos por 1 minuto, y muévete experimentando el placer del cuerpo al moverse.  "Existen estudios que señalan que tomar descansos regulares durante la jornada laboral potencian la productividad y el aumento de la creatividad".  
 

5. No te frustres. "A veces la meditación resulta imposible para muchos. Pintar y colorear es una buena alternativa:  mayor concentración y más calma". 
 

6. Comprométete. "El mindfulness es una práctica, pero no es solo meditación. Podemos llevar el mindfulness a todos los aspectos de nuestra vida".

También te puede interesar:

Continúa leyendo