Relaciones de pareja: ¿tienes WhatsApp?

Las relaciones de pareja siempre son complejas y el lenguaje del amor, a veces, es difícil de descifrar.

whatsapp

Las relaciones de pareja siempre son complejas y el lenguaje del amor, a veces, es difícil de descifrar. Si las tecnologías intervienen en el asunto, las dificultades crecen. ¿Le llamo, le escribo? A esta clásica duda ahora hay que añadirle otra ¿le mando un WhatsApp?

 

Desde hace un tiempo en las técnicas para ligar preguntar si se tiene Facebook o Twitter u otro tipo de redes sociales, está a la orden del día. Sin embargo, el típico “estudias o trabajas” parece estar cerca de quedar relegado al olvido por el “llamas o whatsappeas”.

 

Las ventajas de utilizar Whatsapp son muchas, ya que, además de resultar más económico que hacer una llamada, podemos esconder las inseguridades y dar los primeros pasos amparados tras los emoticones. Ni silencios incómodos, ni titubeos, ni miedo a no saber qué responder o sobre qué hablar, pero… ¿no son precisamente todos esos “obstáculos” parte del juego de la seducción?

 

Según un estudio realizado por la Universidad de Michigan la gente tiene mayor predisposición a dar respuestas más sinceras y revelar información más delicada a través de mensajes de texto que en una conversación telefónica.

 

Otro estudio asegura que la gente más activa en Twitter tiende a tener relaciones de pareja más cortas que los que no tienen cuenta en esta red social, ¿será la intensidad de los 140 caracteres?

 

Cuando llamar es una osadía

Nos hemos acostumbrado tanto a movernos por este mar de ciberrelaciones que cuando algo se sale de eso nos parece raro. Como ejemplo, ponemos una conversación escuchada entre amigos en el metro:

- Amigo1: “No, la chica fue muy maja, congeniamos mucho… no se… había mucho feeling, pero yo creo que ella quiere algo serio”

- Amigo 2: ¿Por qué?

- Amigo 1: “No se tío, le di el Facebook, y sabe que tengo whatsApp, pero ayer me llamó…me quedé pillado” […]

 

Según parece, los mensajes whatsapp no implican nada, pero una simple llamada parece casi una petición de matrimonio.

 

Exageraciones a parte, los defensores de estas tecnologías dicen que facilitan las relaciones amorosas, que es más fácil estar conectados y compartir anécdotas del día a día, mientras que sus detractores defienden que han convertido las relaciones personales en frías y distantes.

 

Te cambio un “Me gustas” por un “Me gusta” en tu muro. Cuestión de gustos.

 

Sin embargo, estés a favor o en contra de usar whatsapp para ligar, puede que te interese saber las malas pasadas que nos puede jugar este sistema de comunicación de moda. No te pierdas nuestra galería.

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS