Septiembre, ¿buen momento para cambiar de hábitos?

Enero y septiembre son los meses de los buenos propósitos por excelencia: ir al gym, perder peso, llevar vida sana... ¿Septiembre es buen mes para empezar?

Septiembre, ¿buen momento para cambiar de hábitos?

Enero y septiembre son los meses de los buenos propósitos por excelencia: ir al gym, perder peso, llevar vida sana... ¿Septiembre es buen mes para empezar?

 

Para muchas personas la vuelta de las vacaciones supone un nuevo comienzo de año, con nuevos retos y nuevos propósitos en mente.

¿Por qué septiembre?

Comienza un nuevo ciclo en el calendario y se acaban las vacaciones, un periodo en el que hemos podido pensar y organizar nuestras prioridades.

 

Al llegar a casa nos damos cuenta que es el momento perfecto para hacer algunos cambios en nuestros hábitos: dejar de fumar, comer bien, hacer ejercicio… Y así una larga lista de cosas que pensamos que nos harán mejores.

 

El noveno mes del calendario huele a vuelta a la rutina y eso hace que sea una época perfecta para plantearse nuevos retos. Tras los excesos del verano, no hay mejor bálsamo que plantearse cambiar las cosas y empezar a llevar una vida sana y ordenada.

 

Con septiembre comienza un nuevo “curso” y eso nos lleva a intentar mejorar. Los expertos aseguran que está bien tener esos meses –tanto septiembre como enero- para plantearnos cambios en nuestras vidas, aunque es cierto que cualquier momento es bueno para mejorar y asumir retos.

 

Muchos psicólogos afirman que es tan importante el objetivo que nos fijemos como el momento en que decidamos llevarlo a cabo. El momento ideal es aquel en el que nos sintamos motivados a acometer el cambio. No hay que hacer cosas solo porque es lo que toca en ese momento.

 

Por lo tanto, la clave para conseguir lo que nos propongamos es la motivación con que asumamos el reto.

Cambiar de hábitos, ¿fácil?

Cambiar nuestros malos hábitos por buenas rutinas no es tan fácil como parece. La clave para conseguirlo con éxito es ir fijándose pequeñas metas que luego te llevarán al objetivo final.

 

La paciencia y la constancia son fundamentales. Especialmente en los casos en los que el objetivo no es sencillo.

 

Los retos de uno en uno. La mejor forma de conseguir cambiar las cosas es plantearse retos de uno en uno. Si optamos por varios cambios a la vez es fácil terminar tirando la toalla.

 

No te pierdas nuestra galería “Cómo cambiar de hábitos sin sufrir” y descubre las pautas para conseguir los cambios que te has propuesto.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS