Tanorexia: obsesión por el bronceado

Cuando nunca se toma el sol lo suficiente y el moreno no es bastante, nuestra piel y nuestra mente sufren las consecuencias

Tanorexia

Como de tantas otras cosas en cuestión de moda y belleza, Coco Chanel fue una de las precursoras del bronceado de la piel. Sin embargo, cuesta imaginarla obsesionándose tanto con el color de su piel hasta volverse tanoréxica, ya que, además de peligroso, el moreno pasa a no favorecer.

 

En cuestión de un siglo, las mujeres hemos pasado del blanco a la obsesión por el moreno, que llevado al extremo se traduce en tanorexia. Esta condición crea una necesidad obsesiva para lograr un tono de piel más oscuro, ya sea tomando el sol al aire libre o en cabinas de rayos UV. Moreno que nunca se puede alcanzar, al creer tener un tono mucho inferior al real.

 

El problema de la tanorexia, al ser muy reciente, no ha sido oficialmente descrito por la comunidad médica, sin embargo, existen rasgos comunes como la ansiedad excesiva por no perder el tono ganado, la competencia entre compañeros para ver quién puede conseguir el bronceado más oscuro y la frustración crónica sobre el color de la piel.

 

Lo peor de todo es el riesgo al que exponemos a nuestra piel, sacrificándola por algo superficial: lesiones cutáneas causadas por los rayos ultravioleta, que pueden desembocar en cáncer de piel. Y no sólo eso, también ponemos en peligro nuestra salud mental: con frecuencia la tanorexia se asocia con el trastorno depresivo mayor, la fobia social, el trastorno obsesivo-compulsivo o, en casos más severos, el trastorno delirante de tipo somático.

 

Según datos de un estudio publicado en 2006 por investigadores del Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest (EE UU), la razón está clara: los rayos UVA de los solarios desencadenan la producción de endorfinas, unas sustancias químicas cerebrales que producen sensación de euforia y alivian el dolor. Así, algunos de los que se broncean demasiado experimentan síndrome de abstinencia cuando las sustancias químicas de bienestar quedan bloqueadas, como si de una droga se tratase.

Etiquetas: bronceado

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS