TAP (Terapia Asistida por Perros), ¿cuáles son sus beneficios?

Descubrimos la "Terapia asistida por perros" o TAP, para la que estos animales son formados y entrenados específicamente con el fin de conseguir objetivos terapéuticos. No sustituye a otras terapias, si no que se recomienda como complemento de éstas. Está destinado a niños, personas mayores y personas con discapacidades o en situaciones de dependencia.

TAP (Terapia Asistida por Perros): ¿Cuáles son sus beneficios?

Varios estudios han demostrado los beneficios que tiene realizar una terapia con animales. Su propósito es fomentar y mejorar el funcionamiento físico, social, emocional y/o cognitivo de las personas. La terapia puede realizarse de manera individual o grupal. Tradicionalmente los animales con los que se suele trabajar en este tipo de terapia, son los delfines, los caballos y los perros. Hoy nos centraremos en estos últimos.

Hablamos con Aníma-les, una empresa andaluza que ofrece este tipo de terapia y que nos aporta un poco más de información al respecto. Nos comentan que el equipo de trabajo suele estar formado por un terapeuta (una psicóloga, en este caso, con formación en Terapia asistida por perros), un guía canino y el perro de terapia. Normalmente se realiza una evaluación inicial para detectar las necesidades que existen y se elabora una metodología de trabajo. Una vez que la terapia se pone en marcha, se realizan evaluaciones intermedias para controlar el adecuado desarrollo de la misma.

Este tipo de terapia está dirigida a niños, en los que favorece el desarrollo psicomotor y del lenguaje, mejora la comunicación no verbal, aumenta la autoestima, potencia la responsabilidad y favorece la sensación de seguridad disminuyendo los sentimientos asociados al miedo.

En el caso de las persona mayores, disminuye los sentimientos de soledad, facilita la actividad muscular motivándolos en el ejercicio físico ( hay que sacar al perro a pasear a diario), se ejercita la memoria a corto y a largo plazo y la compañía del animal protege contra la depresión y alivia el estrés.

Por último, también se practica con personas que padecen enfermedades mentales, en las que se evidencia el aumento de las expresiones emocionales y la autoestima, mejora las relaciones interpersonales, se disminuye el sentimiento de soledad y de conductas agresivas, con ellos mismos y con los demás.

Por todas estas razones la terapia asistida por perros (o animales) resulta tan beneficiosa para el ser humano, ya que se establece un fuerte vínculo entre el animal y la persona. A diferencia de la relaciones interpersonales, el animal proporciona tranquilidad y sensación de aceptación de manera incondicional (los perros no juzgan ni tienen prejuicios). Esta sensación de aceptación es fundamental en personas que se sienten vulnerables a causa de sus condiciones físicas y /o emocionales, ya que les proporciona una mayor seguridad sintiéndose queridos y apoyados.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS