¿Te haces la víctima?

Hay que quejarse, pero actuar. Lamentarse constantemente de lo que nos ocurre te impedirá avanzar. Ser una “drama queen” no es tan in.

DRAMA

No es mi culpa, me tienen manía, no lo puedo evitar, a mí no me ocurre… ¿Alguna vez te has escuchado a ti misma diciendo alguna de estas frases? Los psicólogos aseguran que la sociedad cada vez es más “quejica” y, en parte, se debe a las nuevas tecnologías: todo lo tenemos al instante y lo que no nos produce frustración.

“La vida es un 10% lo que te pasa y un 90% cómo te lo tomas”.

DRAMA

Quejarse es más fácil que modificar lo que no nos gusta, sin embargo el victimismo puede provocar un gran malestar interno. En un primer momento podemos apelar a la ayuda de los demás, a su empatía, sin embargo sentirnos todo el rato maltratados u ofendidos tiene graves consecuencias psicológicas.

Cómo corregir nuestra tendencia al victimismo:
1- No tienes por qué tener siempre la razón. Es mejor se práctica.
2- El miedo no puede gobernar tu vida. No hay que quedarse bloquedas ante lo que no nos gusta, hay que intentar cambiarlo.
3- Observa cómo reaccionan los demás ante tus continuas quejas… ¿Sigues consiguiendo beneficios de ellos? ¿Les genera malestar?
4- ¿Hay en tu interior un deseo de querer dar lástima? Si es así, supéralo. Puedes acudir a un epecialista. Y avanza.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS