Visto en Marie Claire Bélgica: Boom del celibato

Sólo 6 belgas sobre 10 viven en pareja. Elegido o no, el celibato gana terreno. Fenómeno verdadero de la sociedad, parece ser que no impide la realización personal, ni la felicidad.

Boom del celibato

“Mi vida en solitario no me pesa, he aprendido a explotar las buenas cosas” afirma Camélia, ilustradora de Bruselas de 32 años, madre de una niña de 3 años. Tengo la guardia de Elina una semana sobre dos, en lo que se refiere al resto, gozo plenamente de las alegrías del celibato. No soy Bridget Jones (risas)Si el matrimonio ya no está en alza (la probabilidad de divorcio es de 2 sobre 3), el proyecto de formar pareja no parece ser la prioridad ni de las mujeres ni de los hombres. Las cifras hablan por si mismas: elegida o no, la vida en solitario conoce una expansión sin igual en Bélgica, de tal manera que en 30 años se ha duplicado el número de solteros.

Este fenómeno atañe al mundo entero: En Europa, el 30% de los hogares actuales están ocupadas por personas solas.

No se desea repetir el esquema de los padres constata Patrick Traube, psicólogo especialista: si hemos tenido padres que se han separado, la pareja puede dar miedo, si por el contrario, tenemos padres que han permanecido juntos por conveniencia o dependencia, también huimos de esta posibilidad.

Pero la explicación también se encuentra en otro lado: No sólo nos damos cuenta que no somos necesariamente el hombre (o la mujer) de una sola mujer, o de un solo hombre, pero además, estamos en una sociedad que se ha convertido en tan egocéntrica que cada uno piensa ante todo en su propio placer.

La ideología actual se centra en la individualización, el hedonismo, el “primero yo”.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS