Planeta Mujer -- Psico

15 razones que confirman que la suerte se puede cambiar

Seguro que nunca te has parado a pensarlo, pero puede que realmente nuestra suerte no sea cuestión de suerte sino más bien el resultado de lo que nosotros mismos hacemos y elegimos, sí, NOSOTROS MISMOS.

Ya fue Laura Norton, con su libro 'No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas'(recientemente a daptado a la gran pantalla), la que nos iba dando alguna que otra pista sobre ese tema que tanto nos preocupa pero que ni nosotros mismos somos conscientes de lo que realmente significa.

Llamamos suerte a ese concepto que se traduce como "la fuerza (¿del universo?) que hace que los hechos o circunstancias se desarrollen de una manera u otra" -claro que todo esto según Google- pero el problema es que llevamos mucho tiempo culpando al azar de todas aquellas cosas que nos pasan "de una manera u otra", simplemente porque nos tienen que pasar así, porque en un momento determinado hemos tomado una decisión y el resultado es, muchas veces, lo que nosotras traducimos en mala suerte.

Levantarte un día 5 minutitos más tarde, perder el metro en tu cara, y automáticamente soltar por la boca ese "qué mala suerte tengo", pues no, no es mala suerte es una cuestión de tiempo. Si te hubieses levantado a tu hora habrías cogido el metro de siempre. Otra cuestión es el típico "qué buena suerte tiene, ha hecho la entrevista y le han cogido en el trabajo de sus sueños". Seamos sinceros, no es buena suerte es esfuerzo, lo más probable es que hayan cogido a esa persona porque ha trabajo para ello.

En la película de "Devuélveme mi suerte", Lindsay Lohan muestra cómo todo lo que hacemos y nos pasa está determinado por un destino que quiere que pase así simplemente porque está escrito pero, ¿de verdad lo está? y si es así, podemos ser rebeldes y desafiar a eso que se supone que tiene que pasar o ¿no?

Es hora de dejar de pensar en tonterías, y ponernos manos a la obra en el asunto. Nuestra suerte depende de nosotros. Por eso te voy a dar unas cuantas pistas de cómo puedes hacer que tu perspectiva sobre la vida y todo lo que te pasa, empiece a cambiar un poquito.

Ya no vas a volver a culpar a la suerte de lo que te pasa por…