Basta de fingir orgasmos, llega la aplicación que nos enseña a disfrutar del sexo

Un reciente estudio confirma que hasta un 56.4% de españolas finge el orgasmo para no hacer sentir mal a su pareja. Por ello, Control lanza una aplicación para promover el disfrute por igual del sexo

Basta de fingir orgasmos
ghipy

El sexo es algo que debe acercar a las parejas, hacerlas disfrutar y servir como un vínculo que les una como iguales. Sin embargo, parece que, cuando se trata de disfrutar del sexo, las mujeres siguen sin poder jugar en igualdad de condiciones que los hombres. Al menos, así se desprende del 7º Barómetro ‘Los jóvenes españoles y el sexo’ elaborado por CONTROL, marca especializada en bienestar y diversión sexual, según el cual un 59.7% de las españolas reconoce tener problemas para llegar al orgasmo, frente al 23.3% de los hombres.  Algo ante lo que, hasta un 56.4% de las afectadas, tiene que recurrir a fingirlos ‘para no hacer sentir mal a la pareja’.

Para ayudar a acabar con esta desigualdad en materia de orgasmos, darle visibilidad a este problema y promover el disfrute por igual de las parejas en sus relaciones sexuales, Control lanza Fingering Stories, el primer sex trainer de Instagram. Una campaña que la marca ha lanzado en su cuenta de Instagram (@controlfeel) donde los usuarios podrán interaccionar haciendo tap en las historias y ver cómo se estimulan las distintas zonas sexuales, con un enfoque lúdico y educativo.

También te puede interesar:

Concienciar a nuestra pareja

Fingir orgasmos
Photo by Lidya Nada on Unsplash

Esta campaña de historias incluye ejercicios para hacer tap tanto en la zona del clítoris, como alrededor de los pezones y de la zona perianal. Todos ellos, con el objetivo de concienciar a nuestra pareja de la importancia de trabajar correctamente las zonas erógenas de la mujer para que, en la cama, el placer sea siempre cosa de dos.

Según datos del Barómetro, más de uno querrá poner en práctica estos ejercicios como juegos preliminares, teniendo en cuenta que hasta un el 86.5% de los encuestados confiesa dar mucha importancia a este momento previo de excitación antes del acto sexual.  En este caso, hasta ahora los besos se imponían como los preliminares preferidos para un 77.8%, seguidos de cerca por los masajes y las caricias (74.6%), aunque seguro que muchos toman nota de estos ejercicios de la campaña Fingering Stories de Control.

Con precaución

Lo que está claro es que, independientemente de cuál sea el aliado o técnica escogida para alcanzar el orgasmo, el acto sexual debe realizarse siempre de manera segura y responsable. Algo que, poco a poco, parece ir calando entre los jóvenes españoles, que vuelven a decantarse mayoritariamente por el preservativo masculino como método  contraconceptivo en sus relaciones con un porcentaje del 68,2%.

Pese a este incremento en el uso del preservativo, el Barómetro sigue arrojando datos alarmantes en lo que respecta a los métodos para protegerse ante infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados. Así, hasta un 31.2% de los encuestados afirma usar preservativo, pero solo ocasionalmente, mientras que hasta un 12.9% confiesa continuar empleando la ‘marcha atrás’ como método de prevención. Esto es especialmente relevante si consideramos que el 77,9% de los encuestados afirma no conocer el estado de salud sexual de sus parejas sexuales.

CONTINÚA LEYENDO