7 cosas que deberíamos tener claras antes de tener una cita con una persona bisexual

No está pasando por una fase, no es infiel por naturaleza y no tiene por qué sentirse cómoda en una relación poliamorosa.

Según el diccionario de la Real Academia Española, bisexual es un adjetivo que se aplica a una persona "inclinada sexualmente hacia individuos de uno y otro sexo". Al igual que en el caso de aquellas personas que se identifican como pansexuales - que se sienten atraídos de forma romántica o sexual hacia otras personas, independientemente de su género o sexo -, o gender fluid - que no se identifican con una sola identidad de género -, con frecuencia se comete el error de asociar esta condición, por defecto, con personas que no se comprometen con la monogamia o que se encuentran más cómodas en relaciones poliamorosas. Y lo cierto es que hay tantas probabilidades de que así fuera, como de no serlo. Exactamente las mismas que tiene una persona heterosexual u homosexual.

Este es uno de los clichés más comunes a los que se enfrentan las personas que se declaran abiertamente bisexuales, pero hemos reunido otros seis con la voluntad de desmontarlos y de que tengamos las ideas bien claras antes de tener una cita con una persona bisexual… y también en el caso de que no tengamos prevista tenerla.

 

  • No es una fase.

La bisexualidad no funciona como un 'intercambiador' entre la homosexualidad y la heterosexualidad. La persona que se declara bisexual probablemente siempre haya sido bisexual y lo más seguro es que siempre lo sea.

  • No, no son personas infieles por naturaleza solo porque sean bisexuales.

Esta creencia es tan ridícula como decir que todas las personas pelirrojas son infieles porque su color de pelo así lo determina, o que todas las personas heterosexuales son monógamas porque solo les gusta el género contrario al suyo.

  • Su bisexualidad tampoco asegura que vaya a estar dispuesta a hacer un trío.

Es posible que quiera participar en un trío porque pueden gustarle los tríos, de la misma manera que a algunas personas heterosexuales les gustan los tríos, pero asumir que no vaya a poner ninguna objeción ante este planteamiento solo porque se siente atraída por más de un género no tiene ningún sentido.

  • No le gustan todas las personas con las que se cruza.

El hecho de que las personas bisexuales salgan con gente de ambos géneros no significa que 'les guste todo el mundo', ni que prescindan de los filtros que tenemos todas las personas en mayor o en menor medida. Es como decir que a una mujer heterosexual le gustan absolutamente todos los hombres porque siente atracción por el género contrario al suyo.

  • Si tiene una relación estable con una persona, no significa que se haya decidido definitivamente por un sexo.

Si un hombre bisexual se casa con una mujer, sigue siendo bisexual. Si se casa con otro hombre, sigue siendo bisexual. No es una cuestión de bandos, ni de convertirse en un sentido u otro. Se casa con alguien a quien quiere, que resulta que es de un género en particular.

  • Sí, también podría comprometerse en una relación con un persona de su mismo sexo.

Y existen exactamente las mismas posibilidades de que pueda hacerlo en una relación con una persona del sexo contrario. Algunas personas bisexuales han tenido relaciones a largo plazo con más hombres que con mujeres, y a la inversa, porque han sido educados socialmente en la heteronormatividad o porque han tenido más 'suerte' en el amor con un género que con otro. Su experiencia sentimental no está sujeta a ningún cálculo que determine que sea más heterosexual que homosexual porcentualmente.

  • Una persona bisexual también puede sentirse atraída por otras personas transexuales, no binarias y gender fluid.

Ser bisexual significa atracción por todos los géneros, no solo por las personas heterosexuales u homosexuales cisgénero.

Continúa leyendo